jueves, 8 de enero de 2015

Ceros y espirales



Lo que nunca fue
jamás dejó de serlo,
están todas las letras
en el blanco del folio,
en tus labios cerrados
los besos más tiernos.

La nada del hueco
abraza el absoluto,
pare golondrinas

el frío del invierno,
tus manos cerradas
las caricias más profundas.

El equívoco de ayer
es el acierto de hoy,
se refleja en la risa
la lágrima nostálgica,
en tu corazón cerrado
el amor más claro.

No existe lo bello
sin la asunción de lo feo,
la tierra es el cielo
y el cielo es la tierra,
tu aliento es mi aliento:
si tú caes yo más me pierdo.
El Sietemesino

No hay comentarios:

Publicar un comentario