lunes, 2 de marzo de 2015

Jamón de mi corazón.

Todos sabemos que es una de las joyas de la gastronomía española y desde hace ya muchos años sabemos que es un alimento muy saludable aunque siempre han intentado ponerle peros. Pero hay estudios científicos que refutan cualquier opinión contraria a este alimento.

El último y más exhaustivo ha sido realizado últimamente en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid en los que acaban con los tres mitos relacionados con su consumo: ni engorda, ni sube los triglicéridos ni tampoco la tensión arterial. Y sobre todo y lo más importante es que han demostrado por primera vez que su consumo regular mejora uno de los termómetros de la salud vascular: el endotelio, el tejido que tapiza nuestras arterias. En la inflamación de este tejido está el origen de la mayor parte de la enfermedades cardiovasculares. Cuando el endotelio sufre se dispara el riesgo de sufrir un infarto.

Dicho estudio ha comprobado que el consumo de 50 gramos diarios de jamón ibérico (mucho mejor si es de bellota) durante seis semanas, mejora considerablemente el endotelio y además lo hace con efecto memoria y los beneficios se mantienen después de dejar de consumirlo. Además han demostrado que aunque es un producto rico en sodio su consumo produjo un descenso en la presión arterial de los consumidores habituales.

Y es que aunque hagan estudios científicos ya la sabiduría popular lo decía: "De la mar el salmón y de la tierra el jamón".

La minina
(imagen Google)






domingo, 15 de febrero de 2015

Tu perversa humanidad




A veces desconfías y tienes recelos prolongados
estar contigo es como jugar a los dados
te limitas y me limitas por momentos
social y patéticamente,
que es drástico seguir a tu lado.

Te sientes y sientes peligro constante
y deseas saber sobre mis motivos
y mis lados oscuros,
que todos, incluso tú tenemos
y son nuestros, son parte de una historia
que ni siquiera es tuya
pues tú ni existías.

A veces siento tu aislamiento hacia mí
tu raro comportamiento externo
para con lo tuyo y para con lo nuestro
como delirios referentes a tus infiernos
que nunca serán los míos…

sábado, 31 de enero de 2015

¿Por qué Colón era soltero?



¿Por qué Cristóbal Colón era soltero?. Pues aquí os damos la explicación.

Si Cristóbal Colón hubiese tenido una esposa, habría tenido que oír:
- ¿Y por qué tienes que ir tú?
- ¿Y por qué no mandan a otro?
- ¡Todo lo ves redondo! ¿Estas loco o eres idiota?
- ¡No conoces ni a mi familia y vas a descubrir el nuevo mundo!
- ¿Y sólo van a viajar hombres? ¿crees que soy idiota?
- ¿Y por qué no puedo ir yo, si eres el jefe?
- ¡Desgraciado, ya no sabes qué inventar para estar fuera de casa!
- ¡Si cruzas esa puerta yo me voy con mi madre! ¡Sinvergüenza!
- ¿Y quién es esa tal María? ¿Qué Pinta? ¡Y la hija de puta se hace la Santa!!!
- ¿Y dices que es una Niña?... ¡andate a la mierrrrdaaa!
- ¡Todo lo tenías planeado, maldito! Vas a encontrarte con unas indias....táquetepáaaaaarió!!!!
- ¿A mí me vas engañar?
- ¿Qué la Reina Isabel va a vender sus joyas para que tú viajes? ¿Me crees tonta o qué? ¿Qué tienes con esa , eeeeeeeeeeeeeeeeeh??????
- ¿Me vas a decir que la Reina te paga el viaje porque le mostraste un huevo????
- ¡No vas a ningún lado!.

CONCLUSIÓN .....!!!!!!Definitivamente: ERA SOLTERO.

Encontrado en la red.
Imagen Google

lunes, 19 de enero de 2015

Sin palabras


A través de los años, he podido comprender que en esta vida se dicen muchas más cosas importantes de las que pensamos sin palabras. El problema es que hay  que estar muy atentos y observar, porque muchas veces en esta vida que nos hemos impuesto vamos demasiado deprisa y no nos tomamos el tiempo suficiente de observar a nuestro interlocutor. 

Por lo tanto, siempre me gusta mirar a la cara de quienes  me hablan, no me llevo muy bien con las redes sociales, observar como gesticulan, y he podido comprobar que muy rara vez, si estas atento,  podrán engañarte. Es aquello que dice la sabiduría popular de " Una imagen vale más que mil palabras". Pues yo añado, que un hecho aislado o tu comportamiento en una situación límite, dice más de ti que lo que puedas decir o escribir.

De hecho, hay una ciencia que estudia nuestro comportamiento gestual y que distintos cuerpos de seguridad utilizan a la hora de los interrogatorios a sospechosos para saber cuándo están diciendo la verdad y cuándo mienten. Por lo que cuento no es solo una percepción mía ni es nada que me haya inventado.