jueves, 6 de noviembre de 2014

Viva el vermú

El vermut es una bebida alcohólica que está constituida por vino blanco o rojo, alcohol, azúcar y macerado con distintas hierbas aromáticas o especias como canela, manzanilla o cardomomo. La palabra vermut procede del francés vermout o vermouth y del alemán wermut, pero el término "vermú" pertenece exclusivamente a Madrid (somos así de chulos).

Esta bebida tiene arraigadas sus raíces en Francia, Italia (de donde es su inventor Antonio Benedetto Carpano) y España, donde el más famoso "vermú" es el fabricado en Reus (Tarragona).
Se suele servir acompañado de una rodaja de naranja si es rojo y de una rodaja de limón si es blanco y muchas veces se mezcla con agua de seltz (vamos, el sifón o soda de toda la vida).
Esta bebida es una tradición muy castiza aunque, suele relegarse únicamente a la hora del aperitivo de mediodía, de hecho, en Madrid decir "vamos a tomar un vermú" es sinónimo de vámonos de tapas. Solemos siempre acompañarlo de bacalao rebozado, mejillones en escabeche, aceitunas, etc.
Hay rutas del vermú en la ciudad donde puedes encontrar numerosos bares y tabernas en los que degustar el famoso "vermú" de grifo (nada que ver con la versión industrial embotellada) que nos llega directamente a la capital desde Reus.
Hubo un tiempo en que decayó su consumo hasta casi desaparecer (es lo que tiene ser una capital tan cosmopolita) pero ahora, está en más auge que nunca y le hace la competencia directamente al mismísimo Gin Tónic entre los más cool ( gente guapa y moderna) de la ciudad.
Por lo que, si tenéis previsto visitar mi ciudad, no os podréis ir sin salir a tomar el "vermú".

La minina
Imagen Google

No hay comentarios:

Publicar un comentario