lunes, 24 de junio de 2013

La cremà de un cascarrabias



Esta noche las orquestas musicales incluirán en su repertorio Every Breath You Take y la concurrencia llamará "hijos de puta" a los bomberos, incitándoles a dirigir el chorro de la manguera sobre ellos para aliviarles del calor.
 
Hoy, esta noche, Alicante cantará más alto que nunca, reirá mucho más fuerte, bailará más alegre, beberá en mayor cantidad, comerá churros con chocolate al amanecer, vomitará mil veces los excesos cometidos, amará en el sitio menos esperado y llorará el ardiente fin de fiesta que marca el día 24.
 
Yo, por mi parte, me alegraré sobremanera porque a partir de mañana, y después de tres días de insomnio y nervios crispados, al fin podré dormir sin ser despertado violentamente por el estribillo del Gagnam Style o una sarta de ruidosas tracas.


El Sietemesino
Imagen (Google)

3 comentarios:

  1. Yo que no soy nada fallero, no te puedes imaginar cuanto te entiendo.

    ResponderEliminar
  2. El pueblo más imbécil sigue dando muestras de que lo es, de que sigue siendo una masa dispuesta a ser explotada y manipulada a cambio de un poco de "diversión": drogas, alcohol y ruido.

    ResponderEliminar
  3. Pues en Barcelona, continuarán los petardos varios días (e incluso semanas), porque antes se celebraban las verbenas de San Pedro, San Jaime y san noséquién, y porque como han sobrado petardos, pues hay que gastarlos. Cierto que debido a la crisis, cada año, menos.
    Me parece correcto aguantar la inculta e ignorante tradición de tirar petardos el día de San Juan, pero se debería de prohibir el hacerlo el resto de los días, porque aparte de molestar a los demás, sólo es muestra de un país con un bajo nivel cultural. Una cosa son los fuegos artificiales y otra muy diferente, los petardos, en especial algunos que parecen auténticas bombas. Esta fea costumbre ta solo se mantiene en España, Latinoamérica y países árabes, en los que en ocasiones los petardos son cambiados por disparos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar