domingo, 9 de junio de 2013



Existen dos tipos de personas: las que tratan a los Unos como ellas fueron tratados y las que se inventan a sí mismas para no incendiar con sus infiernos particulares a los Otros. Estos, los de la segunda clase, son los auténticos revolucionarios.

El Sietemesino

5 comentarios:

  1. Dado lo cual, existen tan pocas revoluciones y aún menos revolucionarios honrados, que quieran de verdad una revolución y no engañar a los pueblos con palabrería vana y hueca de contenido. Y por eso, manda el PP en España. Porque hay mucho cabeza hueca y rellenada con serrín.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Porque además pocos aplican aquello de trata a los demás como quieras que ellos te traten a ti.

    ResponderEliminar
  3. Ya lo dijo Zapata: ¡Qué viva la revolución!.

    ResponderEliminar