sábado, 12 de mayo de 2012

Hoy 12 de mayo

Hoy no es un día cualquiera. Hoy 12 de mayo el ciudadano tiene una cita en las calles de su ciudad para ejercer el legítimo derecho a protestar.
Hoy el pueblo goza de otra oportunidad en la que alzar su voz contra un Sistema diseñado por y para el beneficio de unos acaparadores cada vez más delirantes.
Hoy es preciso abandonar las casas, los cines, los bares, las tiendas, los centros comerciales...y unirnos en propósito común.
Salir a la calle hoy no solo significa mostrar el apoyo a una determinada plataforma; es un ejercicio de consciencia, dignidad y coherencia.
Hoy la queja, la protesta, la indignación será más global que nunca porque los habitantes de más de 700 ciudades de 80 países se sienten igual que nosotros: estafados.
Hoy, a pesar de la reciente adquisición de porras y pistolas por parte de los cuerpos de seguridad del Estado, las víctimas del Capital debemos gritar bien alto que no...
...desconocemos que ostentamos el poder real.
Hoy el albañil que trabaja sin contrato, el ama de casa que ya no puede permitirse comprar en el mercadona, el parado que no percibe prestaciones ni subsidios, el camarero al que le adeudan todavía la extra de navidad, la ingeniero que limpia váteres y portales, el jubilado que subsiste con 340 euros mensuales, hoy...hoy todos podemos pasar del lamento inútil y nocivo a la acción activa, siempre tan temida por la clase política.
Esta tarde no hay excusa posible para no participar en la marcha internacional; esta tarde no sirve recelar de la plataforma convocante; esta tarde no vale dudar de su ideología política; esta tarde no hay obstáculos, pues echarse atrás esta tarde es una forma de respaldar los desahucios, los embargos, los despidos, los
robos, los ataques a la educación, las reformas en sanidad..., no movilizarse hoy es apoyar el horrible atentado perpetrado por un Sistema que prefiere ayudar a unas siglas antes que a las personas.
Esta tarde, en definitiva, tenemos un encuentro con nosotros mismos para demostranos que somos capaces de decidir la sociedad que queremos.

El Sietemesino
Imagen (Google)

2 comentarios:

  1. Esperemos que no sea cosa de 4 días y la ola de indignación siga su curso.

    ResponderEliminar
  2. Eso, que no sea solo cosa de esta tarde.

    ResponderEliminar