miércoles, 28 de septiembre de 2011

Negligencia médica

Es relativamente habitual acudir al hospital y escuchar cómo el doctor, ante el desconocimiento sobre la causa de determinadas dolencias, nos suelta el clásico hit "no te preocupes que eso que tienes es un virus".
Sombras de la medicina occidental que el propio paciente paga caro en no pocas ocasiones. Tal es el caso de Paige Roffey, una adolescente británica de quince años, cuyo galeno la envió a casa asegurando que su achaque era obra de... (¿lo adivinan?) un simple virus.
A los pocos minutos de regresar al domicilio, sin embargo, Roffey sufrió un desmayo que la obligó a volver al centro médico para oír, entonces, que su estado era crítico; tanto...
...que pasó los siguientes dos días en estado de coma.
Sucede que la joven víctima de tanta incompetencia facultativa no estaba aquejada de virus alguno, sino que más bien padecía el Síndrome del Shock Tóxico, el cual es originado por una toxina que producen ciertas bacterias. Según los profesionales, el mencionado síndrome puede darse con infecciones cutáneas, quemaduras y, ya en menor medida, con el uso del tampón durante la menstruación. Precisamente esto último fue el detonante en el caso de la adolescente británica quien, tras permanecer casi dos semanas ingresada, ha recibido ya el alta.
¿Confía en Dios y no corras era el refrán?.

El Sietemesino
Imagen (Google)

4 comentarios:

  1. Yo cuando voy al médico, si no me dice que NO es lupus, no me creo ningún diagnóstico más...

    Ta ta. Z

    ResponderEliminar
  2. Demasiado médicos sin vocación para una sanidad pública,(cada vez menos), saturada y mal cuidada por el gobierno que parece estar esperando que termine de estropearse para poderla privatizar.

    ResponderEliminar
  3. Sin los suficientes médicos la sanidad se masifica y se reduce el tiempo medio de atención por paciente, con lo cual no es de extrañar....

    ResponderEliminar
  4. Yo por suerte no tengo queja con mi médico y los que me han atendido siempre en la Seguridad Social, pero hay que reconocer que disponen de poco tiempo para hacer diagnósticos y que algunos mejor que se dediquen a otra cosa porque le medicina es una vocación en la que un pequeño error puede significar la vida de una persona.

    ResponderEliminar