jueves, 21 de julio de 2011

Bye, bye Francesc

Hacía tiempo que un político de cierto calado no dimitía en España, país en el que se acostumbra a ejercer  por lucro más que por vocación. No es de extrañar, pues, que a muchos diplomáticos les cueste soltar el "bocao".
Sin embargo, ayer fue un día grande, diferente, excepcional, sobre todo excepcional. Por fin, después de escándalos escandalosos, de tramas y corrupción, de engaños y robos, el ínclito President de la Generalitat Valenciana, el hombre elegido en su momento para borrar la huella del no menos lamentable y también populista...
...Zaplana, presentó su dimisión ante la impasibilidad del gran jefe Rajoy quien, dicen, forzó indirectamente su dimisión.
Después de varias tormentas de mierda, sobre todo la del caso Gürtel, el bien vestío no encontró más alternativa que la de hacer lo que, como digo más arriba, muy pocos han hecho en España: autoinmolarse (ni mucho menos quiero denotar méritos en la decisión del citado cuando digo "muy pocos", más bien dar una idea de lo nefasta que ha sido su presidencia, la cual le ha conducido a tener que recurrir a la excepcionalidad). Así las cosas, a partir de hoy Marianín ya puede presumir (otro asunto es que sea verdad) de liderar un partido "limpio". Esta circunstancia, además, le ayudará a sentirse legitimado para pedir con más fuerza si cabe el pescuezo de su próximo rival en las urnas: Rubalcaba.
Y ahora, si me disculpas, voy a poner la televisión. ¡Ardo en deseos de ver los informativos autonómicos que tantos y tan grandes esfuerzos hicieron otrora para lavar la imagen del ex presidente!.

El Sietemesino
Imangen (Google)

6 comentarios:

  1. Cuando dijo eso de que se sacrificaba por España, yo me acordé de los buenos sacrificios que se hacían antaño a los dioses... con sus altares, sus derramamientos de sangre y demás parafernalias.
    Si Camps quería sacrificarse, opino que debía haber sido de esa manera.

    Menudos hijos de puta todos los peperos. Cada vez les aguanto menos... al año que viene, tras las generales, me veo emigrando a Escocia.

    Saluuuudos ;)

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente ha sido la excepción que confirma la regla. Solo nos falta saber el precio que le ha costado a Rajoy este "favor" de su buen amigo Camps, por quien ponía la mano en el fuego. El tiempo lo dirá.
    Saludos, y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Es una maniobra forzada por las circunstancias, abierta a volver como ministro o algo parecido, si los jueces le declaran inocente una vez el PP haya ganado las próximas elecciones, con los jueces bajo control. Antecedentes existen....

    ResponderEliminar
  4. Coincido contigo...ahora los del PP pueden presumir de ser "limpios" y de querer velar por el bien del país...aunque en mi opinión, casi todos los partidos políticos tienen "trapos sucios"...todos están cortados por la misma tijera. Haber como se resuelve esto.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. ¿Y ya está? además parece que lo único que haya hecho este chorizo sea aceptar unos trajes. Es increíble, debería salir a la luz todo lo demás y terminar en la cárcel con muchos otros/otras.
    Todo ha sido una cortina de humo para dar la impresión de que el pobre ha sido linchado por perder una factura.

    ResponderEliminar
  6. Hola Sietmesino!! muy buen post!! estoy muy de acuerdo con Z y Piedra!!!! con este simple "lo dejo y me sacrifico" se termina todo???? dejarse cortar la cabeza hubiera sido un sacrificio por él, pero cortarsela de verdad, con chorro de sangre y la cabeza dando botes bajando de una pirámide,... a ver qué pasa ahora y como termina todo.... creo que no va a cambiar nada.... un besito guapo! y muy buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar