domingo, 22 de mayo de 2011

Despertando


Mientras The Spanish Revolution marca la forma en que debemos revelarnos ante un sistema explotador y corrupto como el actual, se celebran, paralelamente, las elecciones municipales y autonómicas. Todas las fuerzas políticas permanecen a la espectativa sintiendo moverse el suelo bajo sus pies, entretanto que hacen malabarismos para que sus privilegiadas posiciones no se esfumen por obra y gracia del votante desengañado. Pensaban, creían, sospechaban, sentían, intuían que podían seguir manejándonos cual tiernas ovejitas, sin que abriésemos la boca más que para hablar de goles y saraos. Sin embargo, el citado movimiento pone en solfa que somos cómodos pero no gilipollas.

Así que señores de dudosa reputación, no se esfuercen demasiado pensando en cómo conservar aquello que nosotros les dimos porque nosotros, el pueblecito narcotizadamente sumiso os lo quitaremos. Es lo que tiene transformar la democracia en una dictadura financiera. Canta mucho.

La Minina

Imagen (Google)

4 comentarios:

  1. Publiqué esta reflexión en mi Blog "Peripecias...", desde Puerto Rico, en:

    http://elcolaoperipeciaspoliticaspuertorico.blogspot.com/2011/05/reflexion-desde-el-espacio-cibernetico.html

    ResponderEliminar
  2. Minina, la situación en España anda un poco jodida con el debacle financiero y un desempleo avanzado. Es lamentable que un país de primer mundo experimente este tipo de situaciones y gratificante, a la vez, que la juventud se involucre tanto en asuntos políticos que para la mayoría son muy olvidados. Esperemos que la democracia se anteponga a los intereses financieros. Saludos y buena nota.

    ResponderEliminar
  3. El partido socialista ha sido duramente castigado por su política al servicio del capital, y la derecha ha logrado su triunfo gracias a ello, pero la lucha sigue en la calle que es donde se decidirá el triunfo final.

    ResponderEliminar
  4. Ya han pasado las elecciones y poco parece haber cambiado.

    ResponderEliminar