viernes, 8 de abril de 2011

Sanguijuelas de altos vuelos

En medio de esta ciénaga llamada crisis en la que andamos ahogándonos, habita un particualr ejemplar de sanguijuela. Repugnantes sanguijuelas que tienen la capacidad de reír y, claro, de quién sino del pueblo iban a reírse. Se parten el pecho, el culo y la caja de los mismos que los aupamos al puesto que ostentan y desde el cual nos observan con cara de "mira que sois gilipollas". 
Esta especie, como iba diciendo, es conocida por el nombre de Eurodiputados (785 ejemplares para ser exactos) y, todavía hoy, no consigo advertir el tipo de aportación que hacen a la C.E. No obstante me empecé a hacer una idea tras la información desvelada por cierto diario británico. Información consistente en que los mencionados parásitos fichaban turno los días que no había parlamento en Bruselas única y exclusivamente para cobrar las suculentas dietas (305 euros para volver a ser precisos), puesto que en menos de media horita ya estaban en el aeropuerto belga esperando embarcar con
 destino a sus países de origen sin haber dado un palo al agua. Sospecha la mía que, además, se ve reforzada por los resultados de una votación llevada a cabo la pasada semana, y que pretendía medir la
voluntad de los que te dije respecto a la congelación de salarios y restricción de volar en Business para reducir el presupuesto comunitario. Claro, eso es como llevar a tu hijo al Toy 'R' Us y pedirle que que devuelva a la estantería el juguete que aprieta emocionado contra su pecho.
Hay que observar que estas Eurosanguijuelas (en España contamos con 54, para no perder la costumbre de la fidelidad a las cifras) suelen coger el avión 2 veces por semana, y teniendo en cuenta que el precio del vuelo España-Bruselas en Business es de 1.514€ ida y vuelta y que si, el mismo viaje se hiciera en clase turista, el importe disminuiría hasta los 561,35€,  osea un ahorro en torno a un 70%, o lo que es lo mismo, 74.000 euros por cada uno de nuestros eurodiputados. ¡Hay que joderse!.

La Minina
Imagen (Google)

3 comentarios:

  1. se merecen el paredón...es lo mejor que se me ocurre para ellos

    ResponderEliminar
  2. En època de crisis todos hemos de apretarnos el cinturón, pero comenzando por los que más tienen.

    ResponderEliminar
  3. Será que en cualquier país democráticos hay, siempre, quienes su único oficio es ser políticos.

    ResponderEliminar