viernes, 15 de abril de 2011

El impostor

Otro fin de semana de Grandes Premios, y una carrera más en la que Fernando Alonso se queda fuera del podio. Esta vez por la pérdida del alerón trasero móvil  de su coche, tras intentar una maniobra que no se corresponde en absoluto con su experiencia y veteranía.
The Magic, el hijo predilecto de Oviedo, el piloto mejor pagado de la parrilla (30 millones de euros por temporada) y conductor de Ferrari (escudería que más títulos mundiales ha logrado hasta la fecha) parece, sin embargo, estar...
...satisfecho con sus mediocres actuaciones.
Decía el gran Andrés Montes que la vida puede ser maravillosa, y yo añado: sobre todo si uno cree vivir rodeado de gilipollas. Aunque, de momento, ese no es el caso por más que se empeñen determinados "periodistas" deportivos.
Quizás no haya que recordar que el asturiano consiguió su último titulo mundial en 2006 y que, desde entonces, siempre hemos escuchado lo mismo. Intrigas de equipo, mal coche, errores de estrategia..., incluso las condiciones climatológicas han servido al piloto para eludir la parte de responsabilidad que le toca.
Defensa débil la de nuestro campeonísimo por más que los mismos ciertos periodistas pretendan desvirtuar la realidad con recurrentes halagos; porque, repito, siendo el piloto más cotizado y conduciendo un coche con el que Schumacher fue capaz de emborracharse de gloria, no existe excusa para el fracaso y, si éste se da, el conductor debe, cuanto menos, reconocerse en uno de los principales motivos del mismo.
No en vano alguien dijo que ver en los demás a los responsables de las consecuencias de nuestros propios actos, es digno perdedores.

El Sietemesino
Imagen (Google)

3 comentarios:

  1. Hombre, es evidente que es un corredor de élite, eso nadie se lo quita. Perderá y volverá a ganar, ahí no entro. Lo que pasa que el que es capullín, siempre es capullín, y Alonso es capullito de alhelí desde su más tierna infancia. Distante, soberbio, en aras de la "concentración", tremendamente clasista. Ya digo, todo un capullín. Hablando de capullines, he oído que otro tal, Capello, sale en defensa del fascita Berlusconi. Bueno, en su etapa madrileña también defendía a Franco. ¿Tu crees que habría que montarlo en un fórmula 1?. Salud.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que Alonso no debe escudarse en escusas para evadir su responsabilidad , pero también hay que recordar una cosa, Michael Schumacher estuvo sobre sus primeros cinco años sin ganar ningún título , hasta que empezaría al gran historia que ya sabemos.
    Alonso debe despertar , y demostrar el potencial , que pensamos que tiene.
    Saludos.

    ResponderEliminar