sábado, 15 de enero de 2011

"Ponme otra que voy a echar un cigarro"

La novísima ley antitabaco, gota que colma el vaso de la desesperación de muchos ciudadanos, ha traído consigo aire más puro, feroces críticas y "sinpas", cientos de "sinpas", miles de "sinpas". 
Si desde tiempos inmemoriales el espíritu pícaro del español ha sido motor de sisas, hurtos y robos, la grave crisis económica se ha encargado de engolar una actitud que, en los últimos días, está alcanzando cotas difícilmente sospechables. Y es que se da la circunstancia de que la tan discutida prohibición de fumar en el interior de los bares, está sirviendo de puente a más de uno para marcharse del local sin pagar el importe correspondiente a su consumición. La estrategia a seguir por el raposo cliente consta de cuatro pasos bien sencillos:


1. Entra al bar.
2. Pide una copa más bien carita, tipo Brugal con Cola.
3. Se bebe buena parte del contenido.
4. Por último, le dice al camarero "ponme otra que voy a echar un cigarro".

Evidentemente, el ingenuo empleado suele esperar sentado a que regrese el astuto parroquiano que hace unos minutos ya tomó las de Villadiego.

José Luis Guerra, adjunto a la dirección de la Federación Española de Hostelería (F.E.H.R.) ya ha mostrado su preocupación al respecto: "No pasa con los clientes habituales; lo que ocurre es que si antes eran excepciones aisladísimas, ahora lo son también, pero se detectan más casos", recordando al tiempo que "en fechas previas a la entrada en vigor de la Ley, la Federación realizó unas estimaciones de caída de facturación del -5% en la restauración, del -10% en bares y del -15% en ocio nocturno", apostillando que "en este sentido, y en relación a estas quejas de los dueños de establecimiento, en este momento puede ocurrir que no nos hayamos equivocado, lo cual es muy grave".

Al parecer, la ley antitabaco va a traer más cola de lo que podíamos imaginar. Eso sí, nosotros, los españoles, no hemos sido los primeros en sacar provecho de esta medida, que conste, ya que también según el Sr. Guerra "esta situación nos fue advertida por los hosteleros irlandeses, quienes fueron los primeros en detectarlo cuando se produjo en ese país la prohibición total de fumar en lugares públicos".
Algo es algo y menos da una piedra. Por lo menos nos queda el consuelo de saber que no somos los únicos caraduras, ¿no?.

El Sietemesino
Foto (Google)

8 comentarios:

  1. ¡¡Estoy de la ley anti-tabaco hasta el cigarro!! ja ja.

    Yo no soy fumadora (nunca he fumado) y me alegra entrar en espacios sin humo, poder tomarte un café sin que te atufe la amiga o los de al lado, pero creo (en mi humilde opinión) que la ley es demasiado drástica.

    Leí un artículo en el periódico, que los vecinos cercanos a zonas de "marcha, ligoteo y bailoteo" se están quejando al ayuntamiento porque la gente está fuera de los locales fumando y se genera todavía más ruido... pero es que la gente tiene derecho a fumarse su pitillo. Entonces, ¿donde pueden fumar?. Esta ley va a traer cola...

    Y claro como has comentado, hecha la ley...¡tramposo que se aprovecha! ja ja ( ¡¡que refranera estoy!!). Lo lógico sería copa que te pides, copa que pagas al momento, así si quieres te sales fuera las veces que te dé la gana.

    Si es que lo que intentan arreglar por un lado... se les va de las manos por el otro. Es imposible que esta ley deje contentos a tod@s.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  2. Fuman en la calle, beben en la calle, hacen ruido, ensucian, El problema no es solo el tabaco ni el alcohol,ni el ruido. El problema es la educación.

    ResponderEliminar
  3. No fumo, pero no me gusta esta ley. Porque lo próximo será que me prohiban cualquier otra cosa en mi propia casa... Si seguimos así...

    ResponderEliminar
  4. Yo no soy fumadora y me encanta que no se pueda fumar pero tengo clarísimo que prohibirlo no es la solución y estoy segura de que esta ley va a durar un telediario, un abrazo :-)

    ResponderEliminar
  5. Yo sí soy fumadora, lo dejé durante 7 años, pero por diferentes razones volví a mi vicio, ... sobre la ley antitabaco y lo que va pasando en los bares con los simpas, creo que es problema como dice Kira que los propietarios no les cobren al momento,(con la crisis hay muy listillo suelto y caradura!) pero sí que es verdad que la gente sale más a la calle, de hecho, se vé más gente por las terrazas (todo y los dias de frío) que no dentro de los bares, encuentro mal que primero tuvieran que hacer reformas en los locales para que la clientela pudiera fumarse sus cigarrillos en los que muchos se gastaron dinero para poder mantener su negocio, y ahora que tenían una buena salida va y se dice que se acabó, que no se puede fumar en los lugares públicos, pues bien, creo y pienso que si quieren esto, porque no se les devuelve a todos los que hicieron reformas en los bares, el dinero que tuvieron que gastarse! ya que lo encuentro aberrante que no les devuelvan nada y encima que a los pobres ahora se les haga un "sinpa".

    Entiendo a la gente que no quiere fumar y que no le guste, pero creo que ha sido demasiado drástica la medida que se ha tomado, y no sé cómo va a terminar, creo que al final tendremos que pagar hasta por el aire que respiremos.

    Y si es con educación con lo que se consiguen las cosas, pero como toda educación para asimilarla lleba su tiempo y tiene que ser ingerida poco a poco, no de ésta manera tragada con embudo incluido.

    Un abrazo para todos.

    ResponderEliminar
  6. Yo no fumo y estoy a favor de la ley. Algunos datos,

    - No es la primera ley en ese sentido, EEUU, Italia, Irlanda,....

    - Fue una ley aprobada en el parlamento por unanimidad

    Y al contrario que piensan otros si creo que va a durar. Ya ha pasado las dos primeras semanas en las que algunos empresarios han tenido sus 15 minutos de fama al aparecer en la TV diciendo que en su bar si se fumaba, cada vez irá a menos y dentro de 6 meses no nos acordaremos de que antes se podía fumar.

    ResponderEliminar
  7. Por cierto, con respecto al "sinpa" que hagan como hacen en el 90% de los pub, antes de recoger la consumición se paga y ya esta.

    ResponderEliminar
  8. Y si no se puede fumar en sitios públicos ¿Cómo es que se puede fumar en la calle? ¿Acaso la calle ya no es considerado como un sitio público?

    Como quiera, no me gustan los sitios donde se fuma, por mí que pongan todas las leyes habidas y por haber, lo difícil es que fiscalicen a todo el mundo!

    ResponderEliminar