viernes, 21 de enero de 2011

Doble moral

En esta sociedad siempre ha existido una doble moral de la cual, por lo visto, no nos libramos.
Ignoro si habéis estado al tanto de la polémica publicación por parte de la popular revista "VOGUE" (edición francesa).
No deja de resultar curioso comprobar cómo se persigue sin piedad a los internautas que hayan publicado archivos en la red con fotos de menores, siendo posteriormente encarcelados por pederastia como afirman a bombo y platillo infinidad de espacios informativos. Ahora bien, si el autor de las instantaneas es un renombrado fotógrafo, jamás será calificado de pederasta, es más, incluso podrá ver publicadas sus fotos en papel.
De modo que aquellos que se exciten con niñas ya no habrán de esconderse ni quebrarse los dedos buceando en la red en busca de carnaza que alivie sus instintos; desde diciembre les basta con acudir al quiosco de enfrente y adquirir la "VOGUE". Es decir, algo legal y por lo tanto exento de peligro para ellos. Vamos, que según lo percibo yo, con esta doble moral resulta que si tienes fotos de niñas en poses casquivanas en tu ordenador eres un pederasta, pero si te compras la revistita, con todo su desfile de niñas en poses más que insinuantes, eres un amante del arte y de la estética. ¡Hay que joderse...!

La Minina
Imagen (Google)

10 comentarios:

  1. Otro buen ejemplo son los concursos de belleza infantiles tan arraigados en los Estados Unidos.
    Pero esta mierda de sociedad funciona así, en cuanto de algo se puede sacar beneficio económico, aunque sea una atrocidad enorme, esta deja de ser inmoral e ilegal.

    Lo del tema de la revista... cojones el autor, pero cojonazos los padres que permiten que a sus hijas las usen de esa manera.
    Yo, de verdad, creo que a algunas personas no las debería estar permitido procrear.
    Que asco de gente.

    ResponderEliminar
  2. Pues mira, como coincido al 100% con Half-elven girl solo digo... idem.
    Un beso,

    ResponderEliminar
  3. jaja pues yo también estoy totalmente de acuerdo con el primer comentario, vaya huevos dejar a los niños posar de esa manera, me parece una portada asquerosa y los padres peor aún pero la guita es la guita ya sabes, un abrazo :-)

    ResponderEliminar
  4. Creo que ha sido destituida la responsable de Vogue por este tema. Me parecen las fotos de Vogue deleznables y no comprendo que haya padres que hayan consentido eso.

    ResponderEliminar
  5. Yo pienso igual cuando veo la estupidez que hacen emborronando las caras de los menores (que pueden ser chavales de 17 años) en las noticias y después salen críos de menos de 10 años en anuncios, simulando actitudes adultas, para deleite de pedófilos.

    ResponderEliminar
  6. Buen artículo minina, la verdad es que pone la piel de gallina si te paras a pensar en esto. Los estantes bien pensantes de la sociedad han tenido siempre prejuicios respecto a la modernidad, a todo aquello que se les escaba de su control.

    Da asco ver toda esta "mierda" porque en realidad no se cumplen los derechos de la intimidad de los niños por ejemplo en los anuncios de la tele. Porque no se prohiben tambien? Nada que ahora costará más dar con ese tipo de basurilla que anda suelta por ahí, pero que deseo ferozmente que los encuentren a todos y se los cape y encierre porque es lo que se merecen.

    Un beso minina,y buen fin de semnana.

    ResponderEliminar
  7. Hay padres que nunca deberían tener hijos. De acuerdo con los demás. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Lo peor de esas fotos son los padres de esas niñas, así nos va después en los institutos. David, he seguido tu consejo con los poemas Tanka, si te apetece verlo pásate por el blog.

    ResponderEliminar
  9. Jamás dejaría que mi hij@ menor de edad saliera en ninguna revista y menos en esa actitud.

    Si hasta me parece fatal que saquen fotos la gente de sus hijos en Facebook, ¿que intimidad le estás dando a es@ niñ@?, ¡¡¡ Que son niñ@s!!!

    No me gusta nada cuando veo una publicación con un menor por medio, dá igual el enfoque, que usen dibujos, pero no fotos reales.

    Y esas fotos de Vogue dan ganas de meterselas por el culo a cada uno que ha participado en esa publicación, empezando por los padres y acabando por quien la compre.

    ResponderEliminar
  10. Como en todo, la ley del embudo es la que predomina (los que tienen el lado ancho son los que cogen más, el problema es que los que tenemos el lado angosto nunca llegaremos a montar la presión suficiente para desequilibrar)

    ResponderEliminar