sábado, 2 de marzo de 2013

Los calderos de una bruja -parte II-



¿Cómo estáis vosotros? ¿Habéis pasado bien las Fiestas? Pues me alegra sobremanera que, aunque no hayáis estado exuberantes como años anteriores, no perdisteis el espíritu navideño, ni dejasteis de despedir el año viejo como se debe para recibir el nuevo como Dios manda, a pesar que los Reyes Magos tuvieron que venir turnándose la montura de un solo camello  porque, con lo que cuesta alimentar a estos dromedarios…

¡Señora! No me mire usted así, que ninguna de las dos tenemos la culpa de lo que nos sucede. Tampoco que seamos tan inocentes, pero calma que el cadalso no ha de ser para nosotros. Mejor...
... entremos en tema que, como os habréis percatado por el tufillo, no tiene nada de agradable.

Hasta ahora hemos visto en esta misma sala, cómo se fueron amalgamando los ingredientes de la sopa fatal que terminó estallando mi caldero convertida en crisis. Recordarán que terminamos nuestra primera visita con el concepto: este resultado ha sido el producto quántico de una planificación llevada a cabo por visionarios erigidos en dirigentes de la Humanidad.

También recordarán que les dije que todo comenzó allá por los años sesenta del siglo pasado. No fue un surgimiento mágico, como lo sería la aparición de la nada  de un oasis en medio del desierto de Gobi, merced a la varita mágica de mi amigo Merlín. Esto comenzó miles de años antes, con los primeros grupos de eruditos en el arte de conquistar y gobernar, que al correr de los siglos se fueron formando aquí y allá. Estos grupos ni siquiera se conocían entre ellos. Fue apenas terminada la segunda guerra mundial, que las más poderosas sectas secretas comenzaron como los niños, aunque sin su inocencia, a “cambiar figuritas” entre sí.

Como podéis suponer, esto es negado a rajatabla. Por algo son secretas. Hay un video en internet, producido por el periodista y cineasta norteamericano ALEX JONES bajo el título PROGRAMA DE ESCLAVITUD GLOBAL, en el que no dice todo, pero muestra lo suficiente para que se vean quiénes son. Os lo recomiendo: www.youtube.com  para no agotaros aquí con los Iluminados, Pistolas y Rosas, Global 2000 (o las agendas para los presidentes norteamericanos elaboradas por Kissinger y Rockefeller). Veréis a los que no existen de cuerpo entero, con trajes y corbatas, coronas reales y un séquito de guardaespaldas y de seguridad que podéis estar seguros, serían la envidia de antiguos emperadores romanos, franceses y hasta del mismo Alejandro.

Lo primero que sucedió para que todo el mundo comenzara a desplomarse sin perder la cáscara para no revelar lo secreto, fue la confección de las agendas para los presidentes de nuestro hegemónico Estados Unidos de Norteamérica. Planes imposibles de realizar sin la connivencia de otros aliados, que a su vez tenían sus propios planes, como veréis en el video. Todos tenían entre sí puntos concordantes, genialidad más, genialidad menos.

Debe quedaros claro que, por aquello de “nadie nació sabiendo”, se pusieron en marcha mucho planes que fracasaron hasta que se les dio por ejecutar el GRAN PLAN.

Venid. Acompañadme. Como deseo hacer para vosotros una exposición lo más clara posible, he creado un artilugio en el que podréis ver a la perfección lo que os refiero. Os veo sorprendidos. Esto no es una bola de cristal. Cualquier bruja de estos días, que se precie de tal, sabe que han caído en desuso gracias al máfico arte de la tecnología que nos permite dar un paseo por el Duero o visitar las pirámides de Egipto por dentro a todo detalle. Esto que acabo de iluminar con mi dedo índice, es ni más ni menos que una bola de cristal común de gran tamaño. En pocos momentos os mostrará el estado de nuestro planeta.

Ya estamos. Acá podéis ver todos los continentes e islas del planeta en que vivimos con sus ríos, sus tierras productivas, sus bosques, sus desiertos, sus napas de aguas subterráneas, sus yacimientos de minerales y explotaciones de petróleo, flora, fauna, cadenas montañosas, hielos polares. No falta nada.  Ahora veamos cómo la humanidad ha ido creciendo en número a ritmo vertiginoso desde la era industrial hasta nuestros días:

Fines del siglo XVIII :    MIL MILLONES
                        1927 :    DOS MIL MILLONES
                        1974 :    CUATRO MIL MILLONES
                        1999 :     SEIS MIL MILLONES
                        2012 :     SIETE MIL QUINIENTOS MILLONES

El planeta sigue siendo del mismo tamaño. No se ha expandido. Esto es un problema serio. A medida que se acelera el crecimiento de la población, en igual proporción crece el consumo empujado por el acicate del marketing. Es así que los visionarios ven a la Humanidad en nuestros días, como un gigantesco mercado que debe explotarse en todo terreno  y a la vez frenar y diezmar su crecimiento.
Porque el planeta no crece. Porque los recursos no crecen en función del aumento de la población sino que merman diluyéndose en la oferta y la demanda. Producción y consumo.

Los visionarios dirigentes de nuestro destino comenzaron a poner en práctica sus planes elementales:

* Sembraron pestes en todo el mundo: cólera, sida, difteria entre las peores. No fueron suficientes.
* Practicaron guerras: los mismos que las declaran, venden las armas que producen a sus enemigos y a sus aliados también. ¿Qué logran? Crecimiento de la industria para matar. Mueren propios y ajenos por cientos de miles. Pero no es suficiente.
* Adiestran mujeres soldados: sigue siendo insuficiente. Las que no van a la guerra a morir, se embarazan y la humanidad sigue creciendo más que los que mueren.
* Esterilización de vientres: esta fue la guinda del pastel. Un escándalo de lo más espantoso que llegó a descubrirse.

¿Entonces? Grandes y ultra secretas reuniones de los maestros de la nada para discutir qué hacer. La planificación familiar era una utopía desde que ellos mismos destruyeron la célula familiar y los valores. El amor dejó de ser Amor para transformarse en promiscuidad y más nacimientos que, en su mayoría carecen de seguro social y pasan a depender del estado en condiciones deplorables en todo el mundo. Emergieron los reclamos:

Vivienda, salud, educación, trabajo, el pan nuestro de cada día Amén.
Pero el Amén no sirve, porque los recursos planetarios ya muy mermados, no alcanzan para ser equitativamente repartidos, según el punto de vista de los visionarios, entre las clases muy pudientes y pudientes, los trabajadores de clase media y baja,  los pobres y los más pobres que viven de prestado y de “changuitas” y los más pobres de todos los pobres que no tienen absolutamente nada y directamente no se los tiene en cuenta.

Entonces, el Gran Plan quedó en segundo plano y cedió su lugar de privilegio al MASTER PLAN. Su voz se alzó por sobre todas las voces: VAMOS A GLOBALIZAR.

Y ahora os dejo encendido este globo terráqueo de cristal para que lo podáis consultar mientras tratáis  de digerir esta segunda visita a mis calderos.

Hasta la próxima.


Ana Noreiko
Imagen (Google)

1 comentario:

  1. Vaya con la bruja, que mala hostia jajajaj, pero bueno, supongo..no, estoy seguro de que algo hay que hacer...así que el aviso me vale.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar