sábado, 19 de enero de 2013

Degradación


A pesar de existir obras como Crimen y Castigo o Cien Años de Soledad que parecen honrar las vidas arrancadas, la cosa empezó a torcerse desde el momento en que alguien decidió matar árboles para fabricar libros, y terminó por joderse cuando otros optaron por reciclar esos mismos libros para transformarlos en cartillas bancarias y revistas del corazón.

El Sietemesino
Imagen (Google)

5 comentarios:

  1. Ahora con aplicaciones para iPhone y Smartphones los extractos bancarios y las reposiciones de Sálvame nos puede joder la vida de igual forma, incluso a la carta.

    ResponderEliminar
  2. Añado a lo que dices la publicidad buzoneada que recibimos con ese material reciclado

    ResponderEliminar
  3. Fabricar libros no es un mal fin, se fabrican cosas mucho peores con la pasta de celulosa, como el dinero, los contratos, las libretas de sanciones, etc.

    ResponderEliminar
  4. Desde que se inventó el comercio, se empezó a joder todo. Primero se disputaban el poder los chamanes y los guerreros, (religión y fuerza) hasta que se unieron para mandar ambos. Luego llegaron los comerciantes y obtuvieron el poder comprando primero a los guerreros, y cuando la religión se hizo fuerte, también a las religiones.
    Finalmente llegó la banca para guardar y gestionar el dinero de los comerciantes, y desbancó a estos, haciéndose con el poder y comprando a los políticos, militares y religiones.
    Ahora estamos esperando un nuevo paso.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Yo no sé cuando se empezó a torcer, pero está torcido, que es a lo que vamos.

    ResponderEliminar