martes, 3 de julio de 2012

Que no te engañen


IRONÍA: Expresar lo contrario de lo que se piensa.


No era mi intención volver a publicar en este blog hasta dos días después de la última entrada, "colgada" hace ahora veinticuatro horas con motivo de la final de la Eurocopa entre España e Italia. Las recientes críticas vertidas sobre Mariano Rajoy  me han obligado, sin embargo, a quebrantar mi pretensión para interceder en su merecidísimo favor y decir que nada tendrían de peligroso los cuatro exaltados de turno, comunistas incapaces de vivir sin el porro, si no fuera porque ponen en riesgo la indivisible unidad de esta santa nación dejando correr como algo negativo, que se hiciera coincidir la entrada en vigor del copago sanitario con el citado evento deportivo a fin de desviar los focos de la medida (inducida por el socialismo más rojo, sea de paso). Por fortuna usted, yo y varios millones de...
...hombres  que se visten por los pies no dejaremos nunca de agradecerle a Don Mariano que vinculase ambas cosas, pues de este modo el impacto sobre el ciudadano es menor, bastante menor; ¡nuestro Presidente, quede claro, nos está ahorrando sufrimiento, nos está curando en salud! La salud que un día pusiese en jaque el gobierno anterior. Rojamente socialista, por cierto.
Dice el spot publicitario de una determinada marca de cerveza que no hay que perder el sur, no obstante eso es lo que le sucede a tanto progre, los cuales deberían preocuparse en ir a misa y azotar más a menudo a sus hijos, en lugar de sembrar la confusión entre la pobrlación de bien. Sí, se ha perdido el sur, porque ¿dónde vemos que lo accesorio ensombrezca lo fundamental? Para demostrarlo diré que la "miseria" en la que, según medios obscenamente socialistas, estamos sumergidos no es tal si la comparamos con la del ciudadano congoleño, somalí o ruandés. Pero, quién  es capaz de nombrar un solo país africano que haya logrado de forma ininterrumpida eurocopa-mundial-eurocopa. En efecto, estamos perdiendo el sur dando excesiva importancia a noticias poco o nada relevantes, en perjucio de las hazañas históricas llevadas a cabo por los chicos de la mejor selección del panorama reinante. Por eso yo aconsejo no dar crédito a mensajes que difieran de la línea general, por eso yo aconsejo disfrutar de este momento único e irrepetible, por eso yo sugiero ver la televisión y olvidar cualquier minucia capaz de amargaros la existencia, por eso yo os animo a que abrais
vuestro corazón y comprobéis lo dichosos que somos, por eso yo os ordeno, aquí y ahora, a que afinéis la voz y cantéis conmigo alto y claro ¡¡¡yo sooooy españoooooooooooooool, españooooooooooooooool, españooooooooooooooool!!!

El Sietemesino
Imagen (Google)

6 comentarios:

  1. ¡¡¡Rajoy, oh azote inmisericorde de banqueros, gran conquistador de Europa, por dónde pasas no vuelve a crecer la hierba!!!
    Igualico, igualico que Atila....

    ResponderEliminar
  2. Si señor, ya es hora de aprender a apreciar lo bueno de la vida. (mirando a los ricos...)

    ResponderEliminar
  3. :D Juer, que tono más..realista y conseguido ajajajajajaja

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Te equivocaste, primo, en tus predicciones: España ganó la Eurocopa. También erré yo: las primas se quedan con los jugadores. Y el copago me hace dudar una vez más si comprar una camiseta de la selección o dos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Después del circo llega la cruda realidad. ... no hay pan.

    ResponderEliminar
  6. Como decía en una viñeta el gran Forges: "Es que España y yo somos así, señora".

    ResponderEliminar