lunes, 19 de marzo de 2012

Divino Torres

El "mejor jugador del mundo", por más que algunos ciegos se empeñen en señalar como tal a Messi, ya está aquí. Ya está de vuelta. Fernando Torres ha regresado. Lo demostró ayer marcando dos auténticos "golazos", el primero de los cuales una "obra maestra" comparable a la volea de Zidane contra el Leverkusen o el regate infinito de Maradona frente a Inglaterra.
Corría el minuto 22 de la segunda parte. Cuartos de final de la "prestigiosa" FA Cup. Delante, Leicester City, duodécimo clasificado en la "competitiva" Segunda División inglesa. Centro raso al área de Raúl Meireles. Y el delantero del Chelsea, "el Di Stéfano de Fuenlabrada", "el Pelé Rubio" sale de la nada asombrando a Stamford Bridge con un remate mordido, defectuoso, empeine-tobillo solo para hacer creer al respetable que había golpeado mal el esférico. ¡Bingooool!
Tras esta "sublime" actuación dominical, El Niño más querido de España "calla", además, las críticas de buena parte del periodismo deportivo empecinado en enterrarlo a causa de la "breve" sequía...
...goleadora que padecía desde Octubre (¿acaso moja Cristiano en todos los encuentros?). Es de imaginar, digo, que ya "nadie" se atreverá a seguir poniendo en duda su participación en la Euro '12, pues este "enorme futbolista" nunca debió perder la titularidad. Primero porque suyo fue el gol que nos regaló hace menos de 1.825 días un título inolvidable. Y después, porque los "mejores" deben jugar siempre, siempre y siempre.
¡Ya basta de injusticias, que acabe tan sumarísimo juicio, punto final a semejante campaña de acoso y derribo! De nada es culpable Fernando, salvo de su excesiva generosidad para con sus compañeros, nada se le tiene que reprochar a no ser su total entrega en cada lance de la contienda, nada hay que discutirle al "proximísimo" Balón de Oro. Nada. O sí. Ser "víctima" de infinidad de lesiones y estar a las órdenes de un seleccionador nacional que utilizó el pasado mundial, como medio para ridiculizar al pobre muchacho que, en absoluto, se encontraba en condiciones de disputarlo.
Hoy 19 de Marzo, Día del Padre quiero, desde de mi pequeño espacio, rendir homenaje "al Quinto Grande". "Al Padre del Fútbol Moderno". A Fernando Torres. O lo que es igual: a la gran estafa del deporte europeo.
Que le pregunten, si no, al Chelsea, club al que le sale cada golito del Nueve más estéril de los últimos tiempos por 1.646.000 euros. ¡Hay que joderse!

El Sietemesino
Imagen (Google)

5 comentarios:

  1. es muy buen jugador,pero me parece exagerado que digas que es el mejor del mundo, pero bueno, cada uno tiene su opinión.

    ResponderEliminar
  2. Por muchos goles que marque este ya no creo que regrese a la selección.

    ResponderEliminar
  3. Nunca os ha quedado mejor ese ¡hay que joderse! Se os ve como un poquillo sarcásticos, ¿no?
    Un abrazo, amigos.

    ResponderEliminar
  4. Sí, mis amigos del Liverpool están encantados con su venta...se prodiga poco, tiene una falta de confianza terrible. A mí no me apasiona, pero no es tan malo como parece.

    Un abrazo

    ResponderEliminar