domingo, 26 de febrero de 2012

Presentación (Vareando Nubes)


Yo fui uno de los tantos afortunados (el local se encontraba abarrotado) que ayer  pudo asistir a la presentación de Vareando Nubes, libro, sin duda, recomendable para todo buscador que no cesa en su empeño porque, sencillamente, cree.
La obra de José López Rastoll, "cae" como agua de Mayo en una época marcada por la claudicación de valores tales como la solidaridad (La Carretera), el humor (Cachivaches) o la fina ironía (Jugar al Escondite); una cuidada selección de cuentos, digo, que empujan o, mejor dicho, estimulan al lector a desenterrar de la más íntima parte de su ser algo que parece no existir dado que es invisible a los ojos: la capacidad para soñar.
Sin embargo, y lamentablemente, es una evidencia que somos coetáneos de un mundo para el que no...
existe todo aquello que no consigue ver, conocer o tan siquiera nombrar. Un mundo de pequeñas realidades donde no cabe el olor de una flor, la dicha de una mañana de sol ni la voluntad, como es el caso, para cumplir los sueños. Sueños como los que con nítida y elaborada sutileza, nos ofrece López Rastoll en este su segundo libro al que más arriba califiqué equivocadamente de "recomendable", cuando lo más justo es tildarlo de esencial. Pues tiene un calado básicamente trascendental, una altura suficiente para retarnos a anhelar, a fantasear, a imaginar, a ilusiónarnos. A soñar.
En resumidas cuentas José, con su certera visión, nos recuerda lo que hace ya bastantes años escribiera el fabuloso Antoine de Saint-Exupéry, y quedase inmortalizado por boca de su eterno y sabio Principito: "Lo esencial es invisible a los ojos".
Atrévete a comprobarlo.

El Sietemesino
Imagen (blog El Mirador)

4 comentarios:

  1. Gracias por la recomendación :) con lo que me gusta leer y más estos libros!
    En cuanto me libre del infierno de bachillerato, me lo compro ^^
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Lo esencial ya no es invisible a los ojos gracias a lectores como tú; lo que nos hace falta es volver a ilusionarnos, y no me refiero a que nos toque la primitiva. Aunque un trabajo nunca viene mal.
    Gracias de nuevo, David.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Excelente reseña, veré cómo lo consigo por acá, me ha llamado la atención.

    Saludos y letras, te espero en mi blog.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la recomendación. Siempre es bueno liberar la cabeza un poco y escaparse con bellas fantasías de un mundo irreal pero posible.
    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar