martes, 6 de septiembre de 2011

Tupper, réplicas y piruletas

Los pocos cimientos que la crisis financiera no había dañado parece que comienzan a tambalearse, al menos eso se deduce leyendo la prensa generalista de una y otra ideología. Lagarto, lagarto.
Cuando los medios afines a los partidos más potentes del país coinciden en un mismo punto de vista (teniendo en cuenta lo dados que son a discrepar), la noticia gana en credibilidad.
Y llega a acojonar si se recuerdan ciertas declaraciones vertidas por varios expertos financieros consultados al inicio de La Depresión Europea: las crisis, igual que los infartos, tienen su réplica y ésta acostumbra a ser más violenta que la propia crisis.
Si lamentablemente se cumplen las más jodidas previsiones será necesario pues, multiplicar el número de contenedores en los que escarbar a la caída del sol. Claro que quien perdió su casa, su empleo y su coche durante...
...el primer round, poco le afectará una segunda entrega de En La Miseria Sin Saber Por Qué; quien ya se ve en la tesitura de ir diariamente a casa de la mami a llenar los tupper si lo que quiere es comer, poco le asustará experimentar un déjà vu tan tristemente real. ¿Qué le importa al ciego que la noche sea cerrada?.
Ahora bien, lo que jamás dejará de producir dolor en el ciudadano, por más que éste haya sufrido, será comprobar que los responsables de la penosa situación en la que se encuentra no solo no son exigidos, o encarcelados, o inhabilitados, o penalizados, sino que continúan ejerciendo la profesión y desde un status social más elevado si cabe, gracias a las famosas y generosas "inyecciones".
Es decir, si su hijo rompe el cristal de la salita, tira el ordenador por la ventana y mete azúcar en el depósito de gasolina de su coche no le pida explicaciones ni reprenda, y mucho menos castigue: simplemente cómprele siete piruletas y llévelo al parque de atracciones. Después de todo ese es el mensaje del sistema que rige nuestras vidas, y el sistema "menos malo" en rara ocasión se equivoca, ¿verdad?.

El Sietemesino
Imagen (Google)

1 comentario:

  1. Para ahondar en como comenzó la crisis recomiendo la película "Malas noticias (Too Big to Fail)"

    ResponderEliminar