sábado, 10 de septiembre de 2011

Bésame, tonta





Hay algo de infancia en tus manos
y algo de Mayo en tus ojos;
hay agua salada en tu sonrisa
y un candado homicida en tus labios;
tus labios de piel de melocotón
 sobre los que reposar quiere mi boca,
tus labios...
 ...que suspiros
y reconfortantes promesas liberan,
tus soñados labios
que a los míos permanecen cerrados.
Mas no te extrañe si una noche,
alguna cercana noche de luna y calor,
de risas y cerveza
mis ojos irrumpen en los tuyos,
mi frente en la tuya,
mis labios en los tuyos...
y con avidez de enamorado
ese triste candado derrito
para que puedan escapar los besos que,
con su sabor, resuciten
a este cadáver de mirada huidiza
que si caminar puede
tan solo es por la esperanza que late
en tus labios.
Tus labios de piel de melocotón
en los que reposar quiere mi boca;
tus labios que suspiros
y reconfortantes promesas liberan,
tus soñados labios 
que a los míos permanecen cerrados.

El Sietemesino
Imagen (Google)

No hay comentarios:

Publicar un comentario