martes, 30 de agosto de 2011

Holliday, sweet holliday

Para la gran mayoría de los españoles mañana terminarán las vacaciones de verano, pero para mí (y alguno más como yo) no habrán sino empezado. 
Tomarlas en Septiembre tiene sus ventajas y sus desventajas. Lo segundo porque el verano se hace excesivamente largo, los días trasncurren con pasmosa lentitud. Y lo primero debido a que los precios vuelven a ser normales dada la temporada en la que se entra (otro de los provechos es que una puede ir al sitio que le apetezca sin tener que hacer frente a colas y aglomeraciones). 
En resumidas cuentas, que ya estoy deseando finalizar esta eterna cuenta atrás para poder disfrutar de mi periodo vacacional en la maravillosa Granada. Por supuesto, de regreso os contaré qué tal fue todo.
De modo que durante quince días os dejo en compañía de mi amigo, y socio, El Sietemesino, gran amante, por cierto, de la ciudad andaluza.

La Minina
Imagen (Google)

3 comentarios:

  1. Que te lo pases todo lo bien que puedas en camarerolandia, paraíso del turista y pesadilla del cada vez más extraño indígena granaino.

    ResponderEliminar
  2. Felices vacaciones en esa increible ciudad.

    ResponderEliminar