lunes, 30 de mayo de 2011

Espectáculo sin fin

Otro fin de semana repleto de buenos momentos en lo que a lo deportivo se refiere. En primer lugar (como no), dar mi enhorabuena a los amantes del fútbol y, sobre todo, a los seguidores del Barça. El sábado demostraron una vez más que son merecedores de entrar en el olimpo del deporte rey; se lo han ganado sin lugar a dudas a base de buen fútbol y tenacidad. Y no por menos popular es menos importante que la sección de balonmano del Barça se proclamara también campeona de Europa de balonmano. ¡Felicidades a ambos!. 
Hubo, además, carreras de F1. La más antigua y con más solera: Montecarlo.
Un espectáculo que resultó de todo menos aburrido. El segundo puesto de Fernando Alonso supo a poco (para qué mentir) pues en el mencionado circuito al no ser tan importante la aerodinámica los Ferrari pudieron competir de tú a tú con los Red Bull y los Mclaren. Dando la razón a los que hablan de la suerte del campeón, esta vez lo que no pudo el Red Bull de Vettel lo pudo un safety car restando 7 vueltas para la conclusión de la carrera. Parón que dio al traste con las posibilidades del piloto español, el cual, ya rozaba con la punta de los dedos el primer puesto. Una pena. Y es que muy mucho debe cambiar el asunto para que el título mundial de Fórmula1 no se decida en unas pocas semanas.

La Minina
Imagen (Google)

No hay comentarios:

Publicar un comentario