sábado, 14 de mayo de 2011

En blanco

El folio, sobre la mesa, permanece todavía en blanco. Ningún pensamiento, ningún sentimiento, ninguna idea con la que manchar el papel. De nada ha servido beberme un par de cervezas ni volver a mirar aquella foto; de nada recordar los besos de Sonia. Cero patatero. Si existe algo peor que ver marcar un gol a Sergio Ramos eso es tener la certeza de que todo está escrito en la hoja...y no soy capaz de descifrarlo.
Como la cosa se pone fea recurro inmediatamente a la música, aunque la voz de Ian Curtis o la trompeta de Dizzy Gillespie resultan insuficientes. Siquiera dan esta vez para quitarle la caperuza al bolígrafo. Impaciente salgo a la terraza, pienso, me rasco un sobaco, entro al comedor, pienso, miro al gilipollas del espejo, ojeo el periódico, meo, pienso, termino con otra cerveza, bostezo, intento comunicarme con el periquito pero también pasa de mí. Y sigo pensando.
Oyendo a lo lejos cómo se descojonan las musas, comprendo que no queda otra opción. Entonces, entre resignado y herido en mi orgullo, me levanto del sofá, cojo del revistero el manual de soluciones urgentes y emprendo con decisión la búsqueda: "Cementerios...cejas voladoras...cenizas de famosos...cerezas, uvas y melocotones...cerraduras transpirables, centro de estudios literarios..." ¡aquí está!: "Celiana & Amigas te ayudan a recuperar tu inspiración en media hora por solo 20 euros". A ver si es verdad.

El Sietemesino
Imagen (Google)

6 comentarios:

  1. Yo a veces sufro de diarrea mental, (tengo muchas ideas, pero son todas una mierda). Es casi peor que, que no se te ocurra nada.

    ResponderEliminar
  2. La madre que parió a las musas, ¿eh? Cuando deciden tomarse vacaciones dan ganas de matarlas muy despacito.
    Odio esos periodos de sequía en los que ya te puede pasar lo que sea, que no eres capaz de plasmarlo ni a tiros.

    No obstante, te aconsejo que sigas tratando de comunicarte con el periquito. El mío y yo alcanzamos el nirvana mutuo poco antes de que muriera... fue genial... creo que debería escribir sobre ello.

    Un saludete, artista.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que yo no creo en las musas sino en el trabajo,y ahí está lo jodido, que hay ocasiones que la cabeza dice: pues como que no. En esos casos lo mejor es dejarlo y volver a intentarlo en otro momento o al día siguiente, que tampoco es una obligación hacerlo a diario (escribir).
    Saludos, y un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. esta asturiana se encuentra muy bien en tu morada, así que sin esperar ser molestia me quedo en ella, un besin.

    ResponderEliminar
  5. A veces me resulta escribir y plasmar las ideas tambien ya sea en folio o via mails, tiras a la papelera lo escrito si te ha salido una palabra o una frase torpe, pero hago como Carlos, lo dejo y ya me pondré otro día!... A mi me va muy bien escuchar música de rayos y truenos o grupos como Joy Division como dices tu para que pueda salir la inspiración, pero a veces ni con esas tampoco...

    ánimos y un beso enorme!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Yo estuve con ellas y me fué cojonudo, aunque he de confesar que acabé vacío.

    ResponderEliminar