jueves, 28 de abril de 2011

Goles y excusas

Y al tercer Clásico el Barça resucitó. Digo "resucitó" porque después de los dos últimos enfrentamientos contra el Real Madrid (Liga y Copa) no pocos afirmaron que el equipo de Pep había cumplido su ciclo. Sin embargo, olvidaron a Messi, el astro argentino apareció en el momento oportuno evaporando los ya tradicionales "canguelos" imaginados desde algunos medios de la capital.
Es lo que tiene el mejor futbolista del mundo. Con el doblete de ayer (el segundo de ellos todo un homenaje a Maradona) la Pulga acerca a los culés a la final del 28 de mayo. Gran paso, mas no definitivo por mucho que Mourinho, casi calcando las palabras que le valieron el puesto a Schuster, diga que "ya estamos eliminados; ellos deben llegar a la final y punto".
A nadie engaña el técnico portugués obviando los noventa minutos que restan a cara de perro en el Nou Camp; encuentro de vuelta que, precisamente The Special One, el entrenador mejor pagado de la historia del balompie, deberá ver sentado...
...en la grada por no saber manejar sus nervios; tras reiteradas protestas y gestos inapropiados a linieres y árbitro, fue justamente expulsado.
Igual que su compatriota Pepe. Éste por entrar en plancha (tacos por delante a la altura de la rodilla) sobre el lateral brasileño del Barça Dani Alves. Repito, acciones merecedoras de expulsión. Como justo hubiese sido enviar a la caseta a Marcelo por pisar a Pedro, cuando el canterano se encontraba tendido en el área rival.
Dos sanciones, pues, que debieron ser tres. Es por eso que llama la atención escuchar las declaraciones de Cristiano, Alonso o Casillas en las que, sin pudor alguno, reproducen la fatigosa cantinela impuesta por el de Setúbal: "Es raro que siempre acabemos jugando con diez ante el Barça". Graves manifestaciones en tanto que insinúan que la competición está adulterada (a este respecto el conjunto catalán piensa emprender acciones legales).
Nada nuevo, por tanto, en un club desesperado por las urgencias, que busca la victoria en las ruedas de prensa, que no admite la superioridad del rival, que tras cuatrocientos millones de euros solo ofrece excusas indignas del Club Rey y que se ha granjeado la antipatía de muchos, demasiados equipos ya en España, ya en Europa.
A todo esto el Barça, con  Messi a la cabeza, continúa ensanchando todavía más su leyenda haciendo lo que mejor sabe: jugar al fútbol.

El Sietemesino
Imagen (Google)    

6 comentarios:

  1. Estoy contigo en lo que dices sietmesino. A mi me gusta el fútbol pero no todos los partidos, aunque en estos como Barça-Madrid, Madrid-Barça, que este año o es para muchos una descomunal corrida, para otros puede ser cansino sobretodo cuando en vez de poder disfrutar de deporte sólo ves boxeo!! manotazos, pisadas, patadas, unos que salen volando, cogidas por el cuello, tiradas de camisetas..... ostias, que no se puede jugar tranquilo así, y es verdad, "así gana el Madrid" ( no nos engañenoms) con su mal juego en lugar de deporte (y con los jugadores que tienen podrían ser campeones de todo! pero son demasiado brutos), y con las instrucciones de Mou que parece no tener memoria de lo que ha hecho en su carrera con los otros equipos.... en fin, espero que haya mejor fútbol, no tanto manotazo y a ver si aprenden a jugar y no aceptar victorias y a perder sea por la parte que sea, se ha de saber encajar una pérdida o una ganancia, .... pero con buen futbol repito!.

    Con la de pasta que cobran esta gente, lo mínimo que podrían hacer es ser más deportistas en el campo y en la competitividad está el saber ganar y saber perder. Hay algunos que no lo encajan nada bien, ese es su problema.

    No excuso tampoco a algun manotazo de piqué o jugarreta de Alvez, soy del Barça pero tambien veo cuando la cagan y se lo hubieran podido estalviar. Tan difícil es poder jugar bien con deportividad sin meter algun manotazo o traveta???

    Buen articulo futbolero Sietmesino, un besito!.

    ResponderEliminar
  2. No gasto ni un minuto de mi tiempo en comentar a Mourinho. Como se dice en los foros: Don´t feed the troll.

    ResponderEliminar
  3. Un partido del que me esperaba más..esperaba algo como el de Copa y no pudo ser..
    Pero lo de Pepe, no sé Sietemesino, porque Pepe no toca a Alvés..pero lo del pisotón de Marcelo sin balón sí pudo ser de tarjeta roja..
    Saludos y esperemos que el otro clásico dé más ;)

    PD: Qué grande Messi..je je ;)

    ResponderEliminar
  4. Recuerdo a todos que pese a que parezca que no "toca" Pepe, (que gran hombre, le falta una bujía) a Alves, si que lo "toca". A esa velocidad y con tamaña fuerza "impactar" contra la pierna del contrario es casi amputársela, (cosa que más de un aficionado merengue desea). Recordar que una falta (sancionable) no es solamente cuando se produce sino cuando se muestra intención de producirla. Al menos que hayan dos reglamentos, uno para farfolla Mourinho y otro para el resto.. Buen artículo, sietemesino.

    ResponderEliminar
  5. Yo empiezo a estar un poquito hasta -esa parte de la anatomía de la que carezco por ser mujer- de tanto "Barça-Madrid".
    ¡Qué saturación!

    ¡Ah! Y esta noche, los Txuri trataremos por todos los medios que la liga no quede sentenciada... muajaja.

    Saludines ;)

    ResponderEliminar