lunes, 11 de abril de 2011

9 y 10 de abril

Por supuesto, mi fin de semana ha estado centrado en la carrera de Fórmula1 disputada en Malasia y en salir a disfrutar de este maravilloso clima que hemos tenido.
La segunda  carrera de la temporada fue realmente reveladora ya que, gracias a ella, pude constatar que los Red Bull están un paso por delante del resto de las escuderías (aunque andan rayando los límites de la legalidad y quizá terminen por notarlo).
No sé a vosotros, pero a mí hay algo que me intriga sobremanera. El secretismo respecto al coche de Vettel: no hay manera humana de que dejen verlo, se forman auténticos parapetos humanos delante de las cámaras de parrilla antes de la sálida, en los cambios de ruedas lo ves entrar y salir...
...apenas un par o tres de segundos y, cuando conectan con la radio de los equipos en carrera, se ponen a hablar en clave (fase 1 o fase 2 o plan A o plan B). Ignoro qué opinión tiene la F.I.A. ante semejante actitud, pero si el resto de competidores no la adoptan...
Como aficionada curada de espanto sospecho que, tal vez, se está utiliando una pìeza no regularizada en el automóvil del piloto alemán, y que para cuando Ecclestone y cía desvelen el hecho ya habrá transcurrido media temporada.
Sobre Ferrari opino que pronto es tarde. No se pueden permitir batirse el cobre con Renault y Mercedes, y mucho menos tener averías como la del alerón móvil de Alonso, la cual, lo privó de una plaza en el podio.
Y, bueno, habréis reparado en la ausencia de referencias al fútbol (a pesar de la holgada victoria madridista en La Catedral), pero teniendo tan cerca la borrachera de Clásicos y compartiendo blog con un culé, creo que encontraremos sobrados motivos para  dedicar algún que otro texto al deporte rey, sin dejar, por supuesto, de prestar atención al GP de China. 

La Minina
Imagen (Google)

No hay comentarios:

Publicar un comentario