viernes, 11 de marzo de 2011

Pesadilla




Hay en el sofá del comedor
serpenteantes congrios
rozando mi cuerpo con su boca venenosa,
y rojas cucarachas se introducen
en la desvirgada vagina de la niña,
haciendo reír a quienes mastican...
...cáscaras de gambas
sopadas en líquidos excrementos,
¡pero en un segundo ahora no es ahora!,
y del techo de una habitación infinita,
dientes amarillos caen recordándome
que no he terminado el cálculo ni la caligrafía,
¡y alguien golpea con su puño
la puerta en la madrugada!,
y grito
y lloro
 y tiemblo
porque mis piernas son dos culebras de hierro
que a mi madre permiten saltar sobre mi pecho
y descerrajarlo con el falo de un perro que,
sin parar, llora bajo mi cama
todas las noches del día ocho.
Sin embargo, nada puede arreglar el reloj,
pues la auténtica pesadilla es precisamente ésa:
despertar.

El Sietemesino
Imagen (Google)

4 comentarios:

  1. Estás hecho un poeta!!

    supongo que la primavera que se acerca es la culpable de todo.

    un abrazo:)

    ResponderEliminar
  2. Buenísima sietmesino! Un besote y buen fin de semana!.

    ResponderEliminar
  3. Como siempre no dejas de sorprenderme :)
    Estupenda poesía :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Cada vez me sorprendo más con tus actualizaciones; menuda mano que tienes a la hora de escribir, artista.
    Umm... pesadillas, pesadillas, que vivo hacen sentir, ¿eh?

    Saludillos sabadeteros ;)

    ResponderEliminar