sábado, 12 de marzo de 2011

Arrepentimiento


Un pensamiento cae a mi corazón
alterando su extraordinaria quietud;
puñetazo con criminal intención
que tampoco evito entre la multitud.

Un recuerdo que llega siempre a traición
enturbiando ánimo, humor y actitud;
mordisco salvaje como de pitón
que atenúa mi ya anémica salud.

Mas el puñetazo y el mordisco son
las formas naturales en la pasión
que ha sido frustrada por la ineptitud

así pues, soy digno de esta desazón
y, aunque ya es inútil, pido perdón
a ese pensamiento que no es sino tú.

El Sietemesino
Imagen (Google)

4 comentarios:

  1. Me encanta la facilidad de palabra que tienes para descibir tantos sentimientos. Qué bueno que eres!!!! un beso sietmesino y buen domingo!

    ResponderEliminar
  2. El perdon, dificil de pedir y de conceder ...

    ResponderEliminar
  3. no solo basta el perdon, hay que arrepentirse y depues sufrir la condena, pero eso solo se reserva a los valientes, y disculpa mis dudas... saludos

    ResponderEliminar
  4. La cuarta o quinta poesia que leo de tu blog, todas interesantes, con personalidad..pero me quedo con esta, ese final es genial. Saludos.

    ResponderEliminar