sábado, 1 de enero de 2011

Madurez



Sutiles caminos
decoran tus sienes,
leves ecos
que adornan  tus manos,
que embellecen tu sonrisa.

Discretos reflejos,
suaves murmullos,
delicadas hebras,
encantadores trazos...
son las huellas del tiempo
cuando se hallan en el mapa
de tu piel.

El Sietemesino
Foto (Google)

8 comentarios:

  1. La arruga es bella... bueno depende en que persona. :)

    ResponderEliminar
  2. Hay quien envejece maravillosamente, tanto hombre como mujer, mira Sean Connery que tendrá 80 y muchos y a mi me encanta, es guapísimo. Y yo por ejemplo tampoco envejezco mal :-)) Besos

    ResponderEliminar
  3. Tu poesía daría para hablar mucho sobre el tema, en esta sociedad actual la gente rechaza el paso del tiempo, no lo asume, con botox y demás parecen caricaturas, muñecas sin expresión.

    ResponderEliminar
  4. Las huellas del tiempo son certificaciones de vida.
    Si no aparecieran ... seríamos fósiles.
    Haber vivido implica tener marcas...
    Hay arrugas que sientan bien .
    Pero la sociedad ...mmmmmm.... está en pie de lucha contra el paso del tiempo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Muy bonito y delicado. El inexorable paso del tiempo...
    Un beso y... FELIZ AÑO!!!!

    ResponderEliminar
  6. Bellísimo poema, eres un gran observador, como buen poeta. Felicidades, un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Muy chulo y sensible pués ya casi nadie se detiene a obsevar el paso del tiempo y menos a dedicarle un poema.

    ResponderEliminar
  8. Ante el inexorable paso del tiempo, Carpe diem!!!:)

    ResponderEliminar