viernes, 31 de diciembre de 2010

Tu sexo




Quiero lamer tu sexo mojado y caliente 
como el hueso es lamido por el perro hambriento:
siempre con vehemente desesperación.

Ansío quemarme la boca en ese incendio
donde el deseo se hace líquido
y la vida realidad.
 
Debo chuparlo y degustarlo,
lamerlo y saborearlo,
besarlo, morderlo y succionarlo
mientras aprietas con tus manos
 mi cráneo palpitante,
hasta poder alcanzar los abismos
de tus lúbricas entrañas
que se derramaran con generosa dejadez
por mi garganta ya calcinada.

Preciso devorar tu auténtica esencia,
tu secreto de mujer,
tu centro de placer,
tu rebosante copa de carne
tu deliciosa puerta a la existencia;
necesito que purifiques mis labios,
mi saliva, mis encías, mi paladar,
mi lengua y mis dientes con tu sexo
tantas noches lascivamente deseado
bajo las sábanas
entre gemidos y lágrimas de luna.

El Sietemesino
Foto (Google)

4 comentarios:

  1. Ay que gustito pa' mis orejas... enterraito entre tus piernas (8)

    Una bella experiencia que todos y todas deberíamos hacer, al menos, una vez en la vida.

    Feliz año y esas cosas que se dicen ;)

    ResponderEliminar
  2. Pues nada muy bonito ahora solo queda ponerlo en práctica!! Besos y feliz año!! :-))))

    ResponderEliminar
  3. Pues a mi me gusta mucho tanto si hay alguna frase de algun otro blog. Tu poema es genial. Me encanta!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Buen texto, muy sugerente. Estoy de acuerdo parcialmente con Half-elven girl. Es una experiencia que hay que practicar sempre que se tenga la oportunidad, es demasiado bella y gratificante como para experiementarla una sola vez.... como el anuncio de las pringles "cuando haces "pop", ya no hay Stop" ;-)

    ResponderEliminar