sábado, 4 de diciembre de 2010

Un apretón

      Hay ocasiones en que las necesidades fisiológicas nos ponen en verdaderos apuros. ¿Quién no ha tenido, en el transcurso de una reunión familiar, que apretar el culete contra la silla para no dejar escapar el gas acumulado en su cuerpo?, ¿y las tremendas ganas de hacer pipí cuando ya hemos metido el coche en autopista?.
     Son situaciones graciosas a toro pasado pero que, en su momento, llegan a resultar casi dramáticas.
     Algo parecido es lo que ha experimentado en sus propias carnes un piloto...
...de las aerolíneas indias. Acosado en pleno vuelo por una imperiosa necesidad escatológica, este buen hombre decidió ir al baño dejando en el puesto de mandos a su copiloto, el cual, mientras se acomodaba en el asiento, accionó por accidente cierta palanquita que modificó unos 30º grados la posición natural de la nave (vamos, que la puso a bailar break dance). Presa del pánico, el angustiado sustituto no acertaba a retomar el rumbo, por lo que el piloto hubo de salir precipitadamente del servicio (eso sí, con los pantalones subidos) y, arrastrándose entre los gritos y el llanto de la aterrada tripulación, alcanzar con más pena que gloria la cabina de mandos. Una vez allí, y para alivio de los pasajeros, el avión tomó poco a poco su posición normal mientras por megafonía se pedía disculpas por el percance sufrido que, según el ya recuperado auxiliar, no se debió sino a una bolsa de plástico que dificultó por unos instantes su visibilidad.

      Lógicamente, tras lo ocurrido, el cuarto de aseo registró unas colas de órdago.

      El Sietemesino
      Foto (Google)   

8 comentarios:

  1. Jajajaja, muy bueno. Estas cosas pasan, ya lo creo que sí y son eso, curiosidades de las idas y venidas por el mundo de los seres humanos. Me encantó leerlo. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  2. ¿Ves? estas cosas en España, pues no pasan. Aquí los controladores aéreos para evitar situaciones de caos, han decidido ir todos juntitos y a la vez a.. cagarla... xD

    Interesante entrada. Que diferentes se ven las cosas cuando ha pasado el tiempo; pero que jodido se pasa cuando estás en el presente, jeje.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno... y muy de acuerdo con Half-elven girl... unos cagan solos y otros la cagan juntos...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola
    Somos humanos. Je,je, buenísimo final ;) ¡Pobres pasajeros!
    saludos

    ResponderEliminar
  5. jaja
    Me ha echo reír mucho lo del "pobre" auxiliar que fue "víctima" de una bolsa de plástico...solo de pensar en la pobre tripulación y el piloto sin saber lo que pasaba...en fin :)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Ahora da risa, pero el que estuviera en el avion lo debió pasar muy mal...

    ResponderEliminar
  7. Los aviones y yo no samos amigos, más bien somo enemigos... ¡¡¡¡me dá miedo subir a un avión!!!!

    Así que si por alguna razón inexplicable para mí, tuviera que coger un avión y me pasara eso... creo que no haría cola, ¡¡creo que directamente me cago encima!! ja ja.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar