jueves, 16 de diciembre de 2010

¡Olé!


Grano pustuloso es la tumba
donde la suerte va de banderillas
y fuma largos puros el animal;
monumental cenicero en el que
la cobardía monta a caballo
y auténticas orejas son los trofeos.


Boca de cloaca es la tumba...
...donde los clarines dictan sentencia
y mide 88 centímetros la aberración;
mimado melanoma en el que
se levanta a hombros al valiente
y bañado es por aplausos y claveles.


Cañón de escopeta es la tumba
donde el ébano eyacula dolor
y se atraganta con sangre la arena;
respetado cubo de basura en el que
la guadaña se viste de luces
y entre pañuelos se le ovaciona.


Redonda, vergonzosamente redonda,
como redonda es la manchada moneda
que permite disfrutar de la dantesca función,
y redonda, perfectamente redonda,
como redondo es el carnoso anillo
con el que disparo a la enorgullecedora tradición
que, en estos días de conciencia y progreso
es llamada todavía: arte y cultura.

El Sietemesino
Foto (Google)

7 comentarios:

  1. Bravo!!!!!!!!!!!! Olé por ti!!!!!!!
    Un beso antitaurino,

    ResponderEliminar
  2. No valen las tradiciones cuando se hace sufrir a un ser vivo. Completamente de acuerdo

    ResponderEliminar
  3. ¡Oh, España! Ese país en el que es arte vejar y asesinar a un animal inocente de la manera más cruel y violenta y, sin embargo, luego vetan películas en los cines por exceso de violencia.
    Cultura en España: ¡¡Con dos cojones!!

    El tema taurino, al igual que todos los referentes al matrato animal (matanza de focas, caza de ballenas, etc, etc... me cabrean muchísimo. Ojala algunos humanos mostraran la sensibilidad de los animales... que bien nos iría.

    Un abrazo, artista ;)

    ResponderEliminar
  4. Siempre he encontrado ridícula la tauromaquia y por supuesto cruel, de una crueldad innecesaria.
    Pero hay mas política que sentimientos detrás de los que impulsan este odio a los toros.
    Hay prácticas que por habituales, deberían ser mas rechazadas y denunciadas como los experimentos con animales, animales en circos o anuncios, animales para pieles, o el simple trato que se da a los animales destinados a consumo.

    ResponderEliminar
  5. estoy en contra de las corridas de toros, no las considero ni cultura, ni arte, me parece una salvajada.

    ResponderEliminar
  6. Sin palabras, me has dejado con la boca abierta.
    Como ya he dicho en mi blog, mi madre y yo somos totalmente antitaurinas, admiramos la cultura española pero no admiramos la crueldad.
    Un beso y felicitaciones :)

    ResponderEliminar