miércoles, 8 de diciembre de 2010

Fijación




Ron con cola cuando paga otro,
crema de whiskey y whiskey con agua
entre amigos después de comer,
ginebra con limón más antes que ahora,
cerveza rubia para regar las partidas de billar,
cava y sidra en diciembre,
vino tinto preferiblemente con copla,
champán en alguna boda,
coñac cuando no queda más remedio,
Mama Juana siempre que se puede,
mojito mejor en el Coscorrón,
anís para el...
 ...aperitivo,
licor de manzana, hierbas o melocotón
si ceno fuera
y aguardiente, tequila o absenta
para celebrar algún poema.

Alcoholes suaves, recios
consistentes, divertidos, insípidos,
caros, imbebibles, peleones
y asesinos;
alcohol a la hora de reír,
de jugar,
de follar,
de soñar,
de cantar,
de dormir...

Alcohol para que resista el albañil,
para que se excite el cura,
para que vomite el universitario,
para que comulgue el niño,
para que se arrepienta el político,
para que alce el puño el rey
pierda el juicio el juez
y cene Cristo como Dios manda;
alcoholes de mil sabores,
grados y efectos,
al alcance de cualquier bolsillo,
condición, vejiga y momento.

Alcohol para todo y para todos,
excepto para poder olvidar tus ojos de gitana.


      Imagen (Google)
      El Sietemesino

14 comentarios:

  1. ¡Absenta! Hace años que no la pruebo... como me gustaba a mi esos "chupis" verde fosforito y ese sabor en la boca a licor del polo que duraba dos días, jajajaja.
    Pues nada, si se da alcohol para mi unas birritas negras y vodka, please ;) jeje

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. Para mi sobre todo cerveza, sobre todo a mediodía y con tapa de paella.

    ResponderEliminar
  3. Alcohol, alcohol y alcohol... Aix, que vida tan triste si para divertirse se necesita eso...
    Yo prefiero echar unas partidas al trivial y al monopoly con mis amigos, que me lo paso muchísimo mejos ;)
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Es lo que hay, alcohol, para no pensar, para que luego sea todo náusea... Buen poema.

    ResponderEliminar
  5. Yo no bebo más que cerveza y solo muy de vez en cuando pero estoy de acuerdo en que cuando uno está enamorado no hay bebida que te haga olvidar, es más, peor diría yo :-)

    ResponderEliminar
  6. Buena oda al alcohol...ciertamente en la vida esta presente como tentación :D!
    Saludos gracias por tu comentario en mi blog...me quedo más por acá en el tuyo y bueno ya te sigo...saludos!

    ResponderEliminar
  7. buen final
    últimante no consigo escribir nada bueno, pero he de comenzar de nuevo
    tal vez algún día habrá que joderse otra vez con mis textos paranoicos :p eso espero
    seguiré pasándome por aquí

    ResponderEliminar
  8. Me deja perpleja tu entrada..
    Más que perfecta.

    ResponderEliminar
  9. Pero que colocón de entrada ¿no? ja ja.

    Yo la verdad es que no bebo, solo me gusta el Mojito y poca cosa más...

    ¿¿¿Quien no ha estado borrach@ de amor???

    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  10. pues yo no bebo alcohol, solo agua o Fanta naranja.

    ResponderEliminar
  11. Alcohol para el hígado (si no lo tienes ya jodido!) jejeje

    Buen recuento... el asunto es BEBER!!! jejeje Pero siempre acompañado!

    ResponderEliminar
  12. Otra abstemia por aquí....jeje.
    Un beso,

    ResponderEliminar
  13. Me ha gustado, puedo copiarlo y pegarlo en mi blog?

    ResponderEliminar