miércoles, 10 de noviembre de 2010

Zapatero y sus cortinas


Hay decenas, cientos, miles, millones de tipos de cortinas; las hay de seda, de lino, de acetato, acrílicas, tul, crepé, rallón, tafetán y hasta de velur. Su función es diferente dependiendo del caso, pueden pasar de revestir ventanas a hacer las veces de puerta o servir de improvisado mantel para cualquier visita inesperada. Pero, sin duda, la cortina que más de moda está en los últimos días es la de humo. Esta "cortina", que suele utilizarse para desviar la atención sobre determinados temas, es la que ha decidido...
 correr Zapatero como respuesta a la huelga general del 29 de septiembre. Nos referimos a esa nueva ley de apellidos que
 está a la espera de ser aprobada en el senado, y que no consiste en otra cosa que, a falta de acuerdo entre
 los progenitores, los apellidos que se den al niño deberán seguir un orden alfabético. Osea, que nuestro querido presidente intenta que dejemos de pensar en que mañana nos podemos quedar sin empleo (si no lo hemos perdido ya), hablándonos de los apellidos de nuestro futuro niño o niña, que esa es otra porque ¿a quién se le va a ocurrir traer un niño con la que está cayendo?. ¡Hay que joderse...!.
( Foto Google )

4 comentarios:

  1. totalmente de acuerdo contigo
    Gracias por tu visita al blog. Con tu permiso, voy a seguir curioseando por el tuyo ;-)

    ResponderEliminar
  2. Encantada de pasarme por tu blog. Me verás por aquí con frecuencia para compartir algunas reflexiones contigo. Te sigo...
    Un beso,

    ResponderEliminar
  3. olaaa!! he decidido seguirte yo tambièn, tienes un blog que encaja muy bien con mi manera de pensar y de ver las cosas, el mio no esta muy logrado aun, pues no tengo mucho tiempo pero dentro de poco comenzare a funcionar, lo unico que el mio solo se va a dedicar a los temas de actualidad, politica, redes sociales, y mucha critica... que ya esta bien!!! me encanta que te guste y gracias, 1beso

    ResponderEliminar
  4. ¿a que el 29 de septiembre hubo huelga?

    con eso lo digo todo.

    ResponderEliminar