lunes, 19 de enero de 2015

Sin palabras


A través de los años, he podido comprender que en esta vida se dicen muchas más cosas importantes de las que pensamos sin palabras. El problema es que hay  que estar muy atentos y observar, porque muchas veces en esta vida que nos hemos impuesto vamos demasiado deprisa y no nos tomamos el tiempo suficiente de observar a nuestro interlocutor. 

Por lo tanto, siempre me gusta mirar a la cara de quienes  me hablan, no me llevo muy bien con las redes sociales, observar como gesticulan, y he podido comprobar que muy rara vez, si estas atento,  podrán engañarte. Es aquello que dice la sabiduría popular de " Una imagen vale más que mil palabras". Pues yo añado, que un hecho aislado o tu comportamiento en una situación límite, dice más de ti que lo que puedas decir o escribir.

De hecho, hay una ciencia que estudia nuestro comportamiento gestual y que distintos cuerpos de seguridad utilizan a la hora de los interrogatorios a sospechosos para saber cuándo están diciendo la verdad y cuándo mienten. Por lo que cuento no es solo una percepción mía ni es nada que me haya inventado.

Pero yo no me refiero únicamente a que te mientan o no, me refiero a aquello que no se dice, bien por vergüenza, bien por intentar ocultarlo al otro o por pensar que no es conveniente decir.

¿Cuántas veces te dicen que te aman con demasiada facilidad, pero si les miras a la cara no consigues descubrir ese amor del que hablan?. ¿ Cuántas veces no te lo dicen o llegan a negártelo pero en sus ojos o en sus gestos notas algo que parece todo lo contrario? ¿ cuántas veces te dicen " no importa" pero en la cara ves contrariedad?. Muchos de nosotros, esos avisos aunque los notemos, los ignoramos porque nuestro raciocinio nos dice que, estamos viendo algo que no es o que estamos malinterpretando ciertas situaciones.

Así que, no menospreciéis dichas sensaciones y tomémonos el tiempo suficiente para examinar a nuestro prójimo, intentemos darle la importancia que tienen a los gestos, a las miradas, a los comportamientos,  porque  creo que los seres humanos estamos conectados y nos comunicamos inconscientemente con algo mucho más sutil que las simples palabras y que si no lo apreciamos o valoramos, nos perderemos mucha de la esencia de esta vida y por supuesto, nos llevaremos muchas desilusiones.

La minina
Imagen Google


2 comentarios:

  1. Es cierto, así como son importantes las palabras (las cuales se deben honrar y no usarlas a la ligera), también son los hechos. Nos comunicamos por medio del lenguaje verbal y el no verbal, y es verdad que debemos prestar atención a ambos, sin embargo, en mi humilde opinión, si realmente queremos comunicarnos efectivamente, si realmente queremos enviar el mensaje adecuado a nuestro receptor, debemos ser claros, congruentes y constantes, como dije, es mi opinión, porque la claridad, la constancia y la congruencia ayudan a la buena comunicación, crean confianza, por el contrario, la ambigüedad, la incongruencia y la inconstancia crean desconfianza, confusión. Tampoco queramos pretender que se nos adivine el pensamiento cuando enviamos mensajes contradictorios. Saludos a ambos! Paz y Bien. :)

    ResponderEliminar
  2. Ah! Se me pasó comentar algo, elegiste una muy bella imagen para ilustrar tu nota, Minina. Felicidades! :)

    ResponderEliminar