sábado, 20 de abril de 2013

Entre importante y esencial



Considero importante el cochino dinero
y esencial el cariño que me hace rico de verdad.

Considero importante la casa que habito
y esencial la palabra con vistas a la honestidad.

Considero importante mi trabajo de buzonero
y esencial el silencio altruista y vocacional.

Considero importante la humilde ropa que visto
y esencial el abrigo de la mirada honda como el mar.

Considero importante mi vieja bici de montaña
y esencial el beso que me...
 ... echa a volar.

Considero importante mi cuadro firmado por Arbali
y esencial una sonrisa a lo Madame Leblanc.

Considero importante la cerveza a mitad de mañana
y esencial la empatía que embriaga más y más.

Considero importante mi ordenador portátil
y esencial el abrazo en gráficos calidad real.

Considero importante la carrera que nunca cursaría
y esencial la lección vital del caer y levantar.

Y por supuesto considero importante la poesía
y esencial tú que logras hacerla realidad.

Ya ves que lo importante no es tan importante
cuando se es consciente de lo esencial.


El Sietemesino
Imagen (Google)

7 comentarios:

  1. El poema es fantástico, y sabes que lo pienso de verdad. Pero no caigas, como han hecho otros, en ser esencial todo el tiempo. También hay que ser superficial de vez en cuando.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Las palabras puede dar lugar a malentendidos, si no se habla claro. Así que me alegra ver que compartimos en gran parte el mismo punto de vista...y creo que con mucha más gente de lo que parece.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. "...esencial el beso que me echa a volar.." me encanta...cuán esenciales son los besos, los que se desean dar, claro.

    ResponderEliminar