sábado, 6 de octubre de 2012

Humbert le escribe a Lolita

 
Tu cabellera escarlata
derretida en la almohada...
tus locas proposiciones
susurradas al oído...
tu sonrisa labrando
el orgullo de lo vivido...
o tu aliento a chicle de fresa
a un palmo de mi cara.
Niñita que demasiado sabe
pero nada cuenta,
niñita que con su pie
me roza bajo la mesa,
niña de labios mojados
por el deseo que empieza...
...cuyos ojos son dos lunares
en falda flamenca.
Aún veo tus muslos
mostrándose descuidadamente
y tus pechos pre núbiles
reservados a hombres que mienten...
aún tu cuello y caderas,
lengua y vientre... aún toda prohibida
pero guardada, sin embargo,
para ser revivida
en infaustas noches
de rejas y placer solitario,
donde tu recuerdo, Lolita
solo es un milagro.
 
 
 El Sietemesino
Imagen (Google)

No hay comentarios:

Publicar un comentario