sábado, 25 de agosto de 2012

Humo



Muchas tintas se han cargado los últimos días contra la bienintencionada Cecilia Giménez, después de que decidiera restaurar con el beneplácito correspondiente una obra pictórica sacra del siglo XIX.
La pintura, que forma parte del decorado de la iglesia del Santuario de Misericordia de Borja, representa un Ecce Homo con apenas valor artístico creado en su día por Elías García
Martínez.
El grueso de los medios de comunicación, sin embargo, han aprovechado el asunto para afilar adjetivos y, en un ejercicio de cinismo ya no tan sorprendente por habitual, han ridiculizado la mucha o poca pericia de la Sra. Giménez...
...obviando su noble propósito.
Es cierto que los trazos de la anciana no son los más inspirados, o que la inminente contratación de restauradores profesionales no va a ser precisamente gratuita. Pero tampoco es menos cierto que los periodistas contribuyentes de la mofa y el repentino interés por el arte, son los únicos sujetos que
responden a la bufonada actual, consistente en esconder tras un Ecce Homo paquirrinizado la verdadera Chapuza de la clase política, desde donde se pretende atajar una crisis financiera abocando al obrero a los contenedores. O lo que es igual: quieren restaurar La Noche Estrellada utilizando plastidecores.
Son los señores del Cuarto Poder, los que optan por no informar y que, cuando lo hacen, nada tienen de bienintencionados. A diferencia de Doña Cecilia Giménez.


El Sietemesino
Imagen (Google)

9 comentarios:

  1. Pues si, no lo hizo bien, pero se han pasado los medios con esta caza de brujas.

    ResponderEliminar
  2. Lo cortés no quita lo valiente. Como restauración es un trabajo nefasto, probablemente jamás debieran habérselo encomendado y no sería objeto de crítica ninguna pues todos tenemos limitaciones y en este caso es más que evidente. Ayer, comentando del tema en la sobremesa de la cena con unos amigos, concluimos en que se trata de una artimaña del gobierno, una cortina de humo para acaparar la atención y nadie hable de las que nos caerá en una semana.

    ResponderEliminar
  3. En todos los medios de desinformación, si te das cuenta, todas las noticias, no solo esta, carecen de transcendencia. Nadie informa de nada, no conocemos el mundo en el que vivimos, si fuera así, nadie lo consentiría.

    ResponderEliminar
  4. En realidad, la guasa ha venido de Internet y de esa vena maliciosamente chistosa que tenemos los españoles. Que luego la prensa haya aprovechado el evento, para pasar una noticia de última página a primera y entretener a la opinión pública, escondiendo los verdaderos problemas del país, es parte de la manipulación mediática programada a la que estamos sometidos todo el año. De paso se ha convertido en lugar de peregrinación que a buen seguro el dinero que recaude no se va a dedicar a pagar la restauración del "Ecce Homo", que correrá a cargo nuestro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Muy afilado. Y muy cierto. En esta dinámica de expulsar las culpas propios hacia otro, se ha llegado al caso paradigmático de culpar a la parte más débil. Y quedarse tranquilos. Vamos, lo de todos los días, pero en más grave...

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  6. QUe hablemos/escribamos sobre estas chorradas es lo que pretenden... y consiguen. Hace falta desenmascararlos y que una vez desenmascarados los lectores-ciudadanos, reconozcan la realidad. Esto último es aún mas difícil (me temo).
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Personalmente me gusta más ahora que antes, ¡qué coño!

    ResponderEliminar
  8. se llaman pantallas de humo, antaño les conocían como "pan y circo"

    ResponderEliminar
  9. disculpá mi ignorancia... qué significa paquirrinizar?? gracias

    ResponderEliminar