sábado, 14 de julio de 2012

¡Asco de país!


Resulta lamentable que en un país dado al insulto como es España causen, tan de repente,
sospresa las palabras de la Diputada del Partido Popular, Andrea Fabra Fernández, a propósito de los recortes en las prestaciones a desempleados.

¿Quiénes, de los que hoy arremeten injustamente contra la indefensa Andrea, no han lanzado alguna vez improperios de algún tipo originados por las circunstancias? ¿quiénes no han pronunciado nunca un sentido y aliviante "que se jodan" provocado por influencia del Maligno?

Seamos honestos de una vez por todas y reconozcamos que, lejos de gozar de impunidad, la pobre muchacha debe hacer frente, como es el caso...
...a envidiosas adversidades originadas por su procedencia familiar. Linaje del que cabe destacar, por ejemplo, al prócer Victorino Fabra Gil (Agüelo Pantorrilles), quien luchando en favor de la corona de Isabel II lideraría la Unión Liberal y conduciría a sus seguidores al Partido Consevador. (Fue Presidente de la Diputación de Castellón). Nombrar también al no menos célebre Luis Fabra Sanz, fundador del grupo político consevador y católico Derecha Regional Agraria. (Fue Presidente de la Diputación de Castellón). Sin olvidar, por supuesto, al penúltimo de la estirpe, al tan honrado como elegante Carlos Fabra Carreras, "ciudadano ejemplar" (Mariano Rajoy dixit), el cual supo esquivar en su día trasnochadas acusaciones tales como simultanear su cargo público, beneficiándose de unos 841.021 euros; además de incurrir en el tráfico de influencias, el cohecho o el delito fiscal.
Fabra padre, sin embargo, no fue encarcelado nunca porque, según malas lenguas, los délitos prescribieron. Sin embargo, unos pocos sabemos que su libertad sigue intacta gracias a Dios, con cuya ayuda pudo probarse inocente de tanta falacia inventada por la despiadada Izquierda.
(A propósito, ¿a que no adivinais de qué Diputación fue Presidente?)

Pero centrémonos en la inmaculada protagonista, regresemos a la propia Andrea con el fin de disuadir al lector sobre los rumores negativos que circulan en torno a ésta.
Una mujer que a los 16 años decidió, en alarde de profunda madurez, afiliarse al PP (Partido del Papi) donde cobraría suficiente relevancia política dentro del marco castellonenese. Es por ello que no tardó en comenzar Derecho, y tantas dotes demostraba, que poco antes de finalizar la carrera (nunca hubiera tardado 9 años si el profesor no le hubiese tenido manía), ya contaba con un puesto en el ejecutivo provincial.
Ya en el 2008, y por pasar a formar parte del Senado de manera directa, tuvo que volver a lidiar con la injustica ciudadana que clamaba contra ella, por querer ver en esa decisión de no ser elegida por el ciudadano, la inestimable mano de Opá (no obstante, yo estoy absolutamente convencido de que no se trató sino de un nuevo favor otorgado por el Altísimo, a modo de agradecimiento por el amor que siempre le profesó el linaje de los Fabra).

Aún y así, no termina aquí el tremendo escarnio público de la pequeña Andrea Fernández, pues corriendo los meses la juez que investigaba el patrimonio de su progenitor optó por incluirla en el proceso. Pero nada se extrae en claro. Ya saben, intervención divina otra vez.
Y hablando de "patrimonio". El último miura que ha tenido que torear la muchacha es ese. Numerosos medios de comunicación se han dado a la tarea de examinar y publicar sus ingresos, poniendo en solfa que posee cuatro planes de pensiones: uno con la Mutualidad de Abogacía (12.040 euros), otro de Telefónica (31.789 euros), uno de La Caixa (10.531 euros) y otro más con esta entidad (1.239 euros). Sin dejar en el tintero el 50% de un préstamo hipotecario (vencimiento 2034) con La Caixa por valor de 541.000 euros y el 20% de otro concedido por Bancaja con el valor de 1.200.000 euritos. Y, para conluir, posee una cuenta corriente compartida con su marido por valor de 3.906 euros (en lo tocante  a bienes inmuebles posee dos viviendas y en su último ejercicio fiscal pagó 9.375,59 euros por IRPF).

Un espeluznante caso de acoso en toda su crudeza, ¿verdad? Pues nada más cerca de la realidad.
Doña Andrea Fabra Fernández es objeto continuado de sospechas, acusaciones y graves injurias solo por ser quien es y, colmo de los colmo, pedir que jodan a cuatro parados de mierda cuyo anhelo máximo, es ver cómo alguien les llena el cajero los diez de cada mes para correr a gastarlo en putas, cerveza y fútbol.

¡Asco de país! ¡De buena gana haría las maletas y me largaría, si tuviera dinero para comprarlas!


El Sietemesino
Imagen (Google)

5 comentarios:

  1. Sólo tenemos lo que nos hemos ganado a base de votos, incluso los que no han votado ...

    ResponderEliminar
  2. En otros países daban estas noticias avergonzados y entristecidos, aquí todo el gallinero coreaba al capo y disfrutaba con su gran triunfo.

    A la hija de la gran puta esta, agradecerle el servicio hecho a la izquierda por abrirle los ojos a unos pocos imbéciles que aun no se enteran de a que clase de "personas" escogen para que les roben.

    -Salud y anarquía.

    ResponderEliminar
  3. Perdona, Piedra, no es hija de puta, es tataranieta de puta, porque tiene pedigrí de la casta mafiosa política española de 1ª clase. La que lleva mandando y robando en España desde siempre, y sin que les pase nada, porque están en su legítimo derecho, ya que España es su pertenencia privada.
    Saludos, y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me retracto entonces de lo dicho y reconozco lo acertado de la rectificación.

      Saludos ;)

      Eliminar
  4. Conocía solo parte de su genealogía. Con ese curriculum y esas hazañas habría que ensalzarla con honores lo más pronto posible, rodeando una bonita lápida. QUé verguenza!

    ResponderEliminar