domingo, 17 de junio de 2012

*Teleducación


Hay que ver lo que aprende un servidor cuando enciende la caja tonta, sintoniza Tele 5 y abre sus oídos a Manolo Carreño,
"periodista" entre comillas según su ficha personal, que debe gran parte de la fama a los "monólogos" protagonizados en Cuatro junto a Manolo Lama (éste último elemento, conocido por ridiculizar a indigentes rumanos ante las cámaras: http://www.youtube.com/watch?v=ZYrwb_vLyoI).

Fue el pasado viernes día 8, durante el desarrollo de la ceremonia inaugural de la Eurocopa de fútbol, cuando el otrora presentador del programa La Cuenta Atrás de Televisión Valladolid, llevó a cabo una labor pedagógica solo atribuible a grandes personalidades de la talla de Paco Porras o Yola Berrocal.

Campanas sonando, danzas típicas de los dos países organizadores, maravillosa interpretación de una pieza de Chopin y enorme mosaico en las gradas formando las banderas de...
...las naciones participantes. Ahí, justo ahí, mientras la cámara enfocaba la rojigualda, el enorme Carreño nos indicaba que ¡-esa enseña bicolor que aparece en primer plano es nuestra bandera-! Doy fe. Sin duda tal información sirvió de gran ayuda a los tele-invidentes que pudieran haber sentados ante la pantalla y, principalmente, a esos cándidos jovenzuelos que parecen olvidar que el aguilucho ya no forma parte de ella. De tan triste pedazo de tela, digo.

No obstante, no finaliza aquí la didáctica lección impartida por Manu (así es como gusta se refieran a él sus amigos), ni mucho menos. Exhibiendo una capacidad de síntesis inigualable, convirtiendo en sencillos los más complicados conceptos, él, firme candidato a arrebatar galones a Dragó nos desvelaba que ¡-Varsovia es capital de Polonia-! Doy fe. Dato de incalculable valor, útil a todo aquel que piensa que la capital de Polska es Barcelona. Que haberlos haylos en abundancia, eh.

Pero ¡oh sorpresa! nuestro hombre Gillette, el mismo que se manifiesta en los váteres haciendo sonar una bocina mientras haya un santo varón afeitándose ante el espejo, Don Carroñas, guardaba otra enseñanza en su manga Armani y nos decía que ¡-Respect significa respeto! ¡Un valor importantísimo en el mundo del fútbol y el deporte en general-! Vuelvo a dar fe y agrego: ¡Con dos cojones! ¡Sí señor! ¡Así se habla! El apunte puede parecer baladí en un principio, empero, nos aclara que no es un término inventado por el rapero Ali G.

Ya veis, estimados, que el tópico de que la caja tonta idiotiza es absolutamente falso. Durante unos pocos minutos de tele y fútbol yo he cultivado mi intelecto hasta la jaqueca. Incluso ya sé lo que es la ironía, ¿adivinais? Exacto. También me lo enseñó Manolito, lo hizo con un breve comentario sobre el pianista que se encontraba presente en el evento y que, tras interpretar al citado Chopin, dio con gracia unos cuantos toques de balón: -¿No me digas que además de tocar el piano saber regatear?- (tono de envidia, de mucha envidia, de infinita envidia que recordó bastante a la bruja de Blancanieves).

Pues sí, hombre, sí, sabe regatear a pesar de no ser español y seguro que no desconoce que una de las máximas en televisión es no presuponer jamás la ignorancia en el espectador, ya que de lo contrario se corre el riesgo de estupidizarlo. ¡Ah! ¡Perdón! ¡Perdón! ¡No lo recordaba! Toros, Salsa Rosa, Viva er Beti manque pierda... Olvidé por un momento que estoy en España. Doy fe. Doy fe.
Eso sí, Don Carroñas siempre podrá decir en su descargo que va sobre guión. Y, mal que me pese, no le faltará razón.

*Artículo publicado en el medio digital deportivo Periodistas y Anónimos el 13/06/1012 (http://www.periodistasanonimos.com/2012/06/teleducacion-por-david-revert-lopez.html)

El Sietemesino
Imagen (Google)

5 comentarios:

  1. Me siento contento después de haber leído vuestra entrada, porque como tengo por costumbre no ver la televisión, apenas me he enterado de nada. Bueno, de las majaderías que dice un presunto presentador, sí, pero de nada más. ¡Cuánto tiempo se gana no viendo la televisión!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Conclusión, que no me pierdo nada por no tener sintonizado tele5.

    ResponderEliminar
  3. Cómo siga así le ofrecerán algún cargo en el Ministerio de Cultura del amigo Wert...

    ResponderEliminar
  4. No ver las ceremonias inaugurales trae beneficios evidentes. Tengo poca relación de oyente con el susodicho, pero por mi escasa experiencia coincido contigo ,en verdad, es insoportable y vergonzante, cuanto menos.

    ResponderEliminar
  5. Desde luego lo que puede aprender uno viendo la ceremonia inaugural. Idiomas, geografía,.... que maravilla...

    ResponderEliminar