miércoles, 25 de enero de 2012

La señorita Margot




Siempre me gustó
el nombre de Margot,
cuya sonoridad evoca
recios muslos
siendo palmoteados...
...o la embestida última
que trae consigo el orgasmo.
Ese par de sílabas
 llenaron una vez la boca de sed,
intimidaron y quemaron,
apremiaron, dolieron
y provocaron.
Escucharlas es desear aún
la llegada de Septiembre,
es sentir un aliento abrasador
cerca de mi mejilla,
es oler a carne recién sudada
las mañanas de los lunes,
 es recordar los labios demasiado rojos
que animaron las clases de Sociales.
Margot, 
melodía que hinchaba pantalones
y obligaba a encerrarse en el baño.
Margot,
imposibilidad de concentrarse en la lección
y lamentar tener catorce años.
Margot,
 rechazo a las vacaciones estivales
y nudo en el estómago que quitaba el hambre.
Margot, 
no poder pegar ojo
sin antes masturbarme...
por tu melena dorada,
tu cruce de piernas,
tus ruidosos andares,
tu boca madura
o tus enormes pechos
 ocultos siempre bajo alguna blusa
abrochada solo hasta el antepenúltimo botón.
Margot, Margot, Margot...
Encantadora, atrayente, voluptuosa,
apretada, sonriente, sensual, viciosa
y asesina Margot.
Usted merece la más placentera de las jubilaciones,
porque solo usted convirtió
al niñito más inocente que un día fui
en todo el adulto salido que ahora soy.


El Sietemesino
Imagen (Google)

3 comentarios:

  1. Me encanta como pones el humor en tus poemas. Lo demas ya resalta desde la primera lectura. Gracias. He imaginado alguna peli francesa de ninyos enamorados de mujerones ;)

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  2. jijiji... ami también me gusta muchísimo el humor que utilizas cuando escribes!, me haces reir mucho a veces cuando no son tristes tus poemas. Yo también me he imaginado alguien dándo un cachete cómo quien no quiere en el culo de una mujer con curvas bien puestas!!:) como estàs?? espero que muy muy bien! un abrazo enorme y que pases un buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  3. Qué increíble!!!
    Tuve una maestra que se llamaba así, ya no supe de ella, pero ah qué buena estaba.
    jejeje
    Saludos, tenía ya sin pasarme.

    ResponderEliminar