sábado, 24 de diciembre de 2011

Negra navidad

Ya está aquí el famoso espíritu de la navidad: luces de colores alumbran los balcones, en el hilo musical de los supermercados suenan villancicos, las entradas a los comercios están custodiadas por inquietantes Papá Noeles y el número de multas aumenta más y más. Es navidad. Lo recuerdan periódicos, radio y televisión.
Engalanaremos la mesa con el mantel y la cubertería buenas, nos reencontraremos con esa parte de la familia que parece no existir hasta fechas tan señaladas y, todavía, echaremos más en falta al abuelo que falleció hace pocos meses. Sí, ya está aquí la navidad, lo dice El Corte Inglés.
Sin embargo, esta vez en lugar del cartucho grande de castañas compraremos el pequeño, en vez de el clásico décimo jugaremos una papeleta y el cd que tanto nos gusta lo deberemos buscar en el top manta, ya que hace tiempo dimos de baja la conexión a internet.
Estas navidades tendremos que apretarnos el cinturón, hacer un ejercicio de privaciones obligadass por la ausencia de ingresos. Y bien mirado tiene sus ventajas, sobre todo dietéticas, además, siempre nos quedará la posibilidad de dar una vuelta por la ciudad para comprobar que somos unos "afortunados" al no vernos en cualquier portal mendigando un euro. Agradecezcamos, pues, a nuestros políticos, el hecho de generar estados de pobreza superiores al de la clase predominante para que podamos sentirnos "afortunados", eso sí, no desviemos demasiado la mirada hacia Villarriba, no sea que vayamos a sentirnos un poco extraños.

El Sietemesino
Imagen (Google)

7 comentarios:

  1. Sí, al ritmo que va esto, está será la última o penúltima navidad que demos gracias por no ser pobres...ajajajajaj en fin, mantengamos el alma, al menos ;)

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  2. Esta navidad creo que muchas familias lo pasaran peor que la pasada. Esperemos que el año que viene la situación sea un poquito mejor.

    ResponderEliminar
  3. Por supuesto, Gracias "padres de la patria" os debemos mucho. (y eso que no dejamos de pagarles cada mes)

    ResponderEliminar
  4. Mi realidad personal es que odio la navidad, pero me encantan los regalos; así que paso bastante de estas fechas
    ...(de hecho, ya tengo apagado el móvil hasta el día 7 de enero para evitar hipócritas sentimentalismos fiesteros de parte de terceras personas)...
    y mi faceta materialista se lo pasa en grande con las nuevas adquisiciones.
    En mi casa la famosas crisis no se ha dejado ni oler, así que no me puedo quejar...

    A quien disfrute con el "mpalagosismo" navideño... pues, eso, que lo disfrute.

    Ta ta. Z

    ResponderEliminar
  5. Se está gestando una nueva forma de vivir la Navidad alejada del consumismo inquietante de los últimos años, repleta de bolsillos vacíos y abrazos voluptuosos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. No os preocupéis, que la Sanda Madre Iglesia dice que la probreza es un virtud....hay que joderse.

    ResponderEliminar
  7. Esperemos que las próximas navidades sean mejores...aún así creo que el verdadero significado de la navidad es el estar rodeado de las personas que son especiales para ti, charlando con aquellos a quiénes difícilmente ves a lo largo del año, en fin, esas y no el consumismo excesivo de años anteriores.
    Un beso y feliz navidad ^^

    ResponderEliminar