sábado, 10 de diciembre de 2011

El porro XL

Ya está aquí el mayor evento del siglo de todos los años, el porro XL, el partido de fútbol con el que los medios de comunicación hacen su agosto: el Clásico tan clásico que ha acabado por aburrir y cuya trascendencia no se limita a lo estrictamente futbolístico, sino que repara en aspectos tan interesantes como el menú consumido horas previas por los jugadores o el color de los calzoncillos del colegiado (término erróneo éste que la prensa deportiva gusta de utilizar para referirse al árbitro).
Ya llega, por enésima vez, el Madrid-Barça.
Durante noventa minutos, más el tiempo de descuento, todo un país quedará paralizado, expectante, absorto, silencioso, narcotizado, desierto a tal punto que, si un simpático ser de cualquier otro planeta aterrizase en España a las 22:00 h. de hoy, pensaría que la península ha sido despiadadamente atomizada.
Sí, hoy es un día muy especial: el vientre...
...de muchas mujeres (se entiende que el de aquéllas cuyo marido sea seguidor del equipo ganador), aumentará paulatinamente de tamaño a partir de este sábado y por espacio de nueve meses.
En el transcurso de hora y media, más el tiempo añadido, todo desaparecerá alrededor; no importará nada, dará igual el índice de paro, las subidas de intereses, la manipulación de los medios, la ausencia de valores, el estupidizante sistema educativo, las dictatoriales medidas con fines recaudatorios, los recortes salariales, los contratos basura y hasta el llanto de ese niño duerme en la habitación de al lado.
Todo desaparecerá alrededor y, por una vez, los autores de tan magistral truco de magia no serán Tamarit ni David Copperfield. Semejantes magos habría que buscarlos en congresos y parlamentos; en palcos y palacios, pues los políticos saben desde hace mucho tiempo que para no morir hay que renovarse, que el nuevo opio del pueblo, el porro XL, es ese deporte consistente en introducir una pelota en un rectángulo flanqueado por una red.
Y ahora, si me disculpaiss, debo marcharme a ver un especial de todos los Madrid-Barça. Gracias por la comprensión.

Imagen (Google)
El Sietemesino

6 comentarios:

  1. Pan y circo, aunque a mí personalmente, me guste como espectáculo.

    ResponderEliminar
  2. Hay futboleros muy futboleros que dan pena de lo absortos y lobotomizados que están, pero de vez en cuando, ver un partido de este calibre en directo o en casa con la familia, las patatuelas, mejillones y demás cositas hace una labor desestresante bastante positiva:)

    ResponderEliminar
  3. Propongo cambiar el esférico por un león hambriento y el perímetro de juego por unas buenas verjas electrificadas.
    ¡¡Eso sí que sería espectáculo!!

    Y, por cierto, sigo esperando a que alguien me pueda contestar a la pregunta "¿Qué hacen estos personajes (aka futbolistas) para merecerse esos astronómicos sueldos?"

    En fin, voy a seguir estudiando, al menos así me puedo escapar de este hecho tan importante para la humanidad que solo ocurre varias veces al año.

    ResponderEliminar
  4. Hoy, entre 150 y 200 familias no podrán ver ese "partidazo" porque (el banco) la policía los han echado de sus casas...

    ResponderEliminar
  5. Me hizo gracia lo de "el porro XL" jaja.
    yo, por más amante del fútbol y del Real Madrid que sea...no estoy por la labor de ver el partido. Ahora mismo lo que me apetece es ver una peli y mantenerme alejada de los partidos polémicos...si ya tendré suficiente con los resúmenes especiales que los telediarios...
    En fin, de todas formas, que gane el mejor.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué gran porro! Ahorita todos deben andar con el hambre voraz y la sequedad en la boca. Asu.

    ResponderEliminar