miércoles, 23 de noviembre de 2011

Que 20 años no es nada

Se cumplen 20 años de la muerte del gran Freddie Mercury y parece que fue ayer cuando nos hacía vibrar con sus maravillosas actuaciones y con su prodigiosa voz; era un placer escucharle pero, más alucinante era verlo actuar, un showman: el showman.
Hace 25 años tuve el privilegio (yo y otras 25.000 personas) de poder
comprobarlo. Fue su antepenúltimo concierto. Estadio del Rayo
Vallecano. Magic Tour. 3 de Agosto de 1.986. En esa actuación cantó todas sus emblemáticas canciones con el célebre final "God save the queen", en el que aparecía descendiendo por las escaleras del escenario con aquella enorme capa roja y la corona dorada vestido de reina, sugiriendo el nombre de la banda o, quizás, intentando jugar con su orientación sexual; lo que si conseguía era ser el dueño de todas aquellas personas que lo miraban embelesados.

Y como suele ocurrir con todos los grandes personajes, su muerte impactó por lo rápida e inesperada a todos aquellos que habíamos disfrutado tanto con sus canciones, con sus controvertidos vídeos y con sus maravillosos conciertos. Gracias a la tecnología, sin embargo, continuaremos disfrutando y mostrando a nuestros hijos y nietos quién era ese cantante, de gran bigote y dientes de conejo, que cantaba rock con voz de tenor.

Con este post, quiero rendir mi más humilde homenaje a un artista que, creo, fue uno de los más grandes de la reciente historia de la música junto a Michael Jackson con quien, por cierto, grabó una canción.
¡Salud, allá dónde esté, a la auténtica reina del espectáculo!.

La Minína
Imágen (Google)

2 comentarios:

  1. Sin lugar a dudas fue una privilegiada voz, y todo un show-man en el escenario, donde lo daba todo y se entregaba en cuerpo y alma. Uno de los grandes e irrepetibles.
    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Para quienes trabajamos en este sector inconcreto que es lo social, aparte de valorarle artísticamente, es un personaje que nos ofrece nuevas posibilidades para hablar del VIH y la no discriminación hacia las personas que están infectadas.
    ¡Buen post!

    ResponderEliminar