lunes, 17 de octubre de 2011

Un otoño más

Paisaje de OtoñoEstación melancólica donde las haya. El buen tiempo nos abandona (aunque este año se resista), los días se acortan y el paisaje se convierte en naranja y marrón. Esta época del año invita a pasear por parques en los que se pueden admirar las tonalidades tan diferentes que toman las hojas de los árboles; pasear sobre la arena de una playa desierta en la que enredarse con los más íntimos pensamientos oyendo únicamente el sonido de las olas lamiendo la orilla. Es en otoño donde gusto de repasar lo acontecido en lo que va de año y hacer balance de cómo transucrre mi vida dentro de este mundo totalmente convulsionado: me felicito de llegar golpeada, magullada, dolorida de tantas batallas a las que me he enfrentado y poder ver que aún así, sigo en pie y cada año soy más vieja pero más fuerte para poder afrontar las batallas que me reserven los próximos meses.

La Minina
Imagen (Google)

2 comentarios:

  1. Muy bella reflexión, así que ve cogiendo fuerzas, que falta nos van a hacer a todos con la que se nos avecina.
    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Para mí el otoño también representa en cierta forma el cambio de tercio, el inicio de cierto letargo, la reflexión y el sosiego. Una estación preciosa si el cambio no se produce brusco; también le brindé un breve homenaje al otoño, aunque me adelanté, se ha resistido a hacerse las maletas.
    ...y si flaqueamos un poco, vitaminas y avanti.

    ResponderEliminar