viernes, 7 de octubre de 2011

Qué punto

¿Vives en Cataluña y necesitas inscribirte en las nuevas listas de espera para ser operado?. Pues ármate de paciencia y  acomodáte en el sofá porque te vas a cansar si es que, finalmente, llegan a incluirte en ellas.
No te lleves a equívoco creyendo que te dan prioridad las 
cataratas avanzadas que sufres o si necesitas urgentemente 
una prótesis de rodilla o cadera. Minucias, es igual; el factor decisivo a la hora de entrar en quirófano nada tiene que ver con la gravedad de tu enfermedad.
A partir de ya todo depende de la situación personal y/o laboral en la que te encuentres, debiendo el médico de turno calcular una serie de puntos en base a una escala fijada previamente.
Por ejemplo, y volviendo a los supuestos anteriores, en las operaciones de prótesis de cadera o rodilla el paciente sumaría 75 puntos contando, si su "patología está muy avanzada", con 18 de salida. 33 si sufre "dolor grave". Y 20 si "es incapaz de realizar la mayor parte de las actividades...
...cotidianas". En el peor de los diagnósticos, el enfermo llegaría a los 71 puntos, es decir, no tendría garantizada la operación.
Añadir que variables como ser parado, disponer de una persona que te cuide y no tener cargas familiares sumarían 0 puntos. El novedoso sistema es, por tanto, una bomba lanzada a los ancianos y desempleados principalmente (recordar que a día de hoy el número de los más mayores en España se estima en 7.764.657 y el de parados...el de parados huelga mencionarlo por obvio).
Esta circunstancia (injusta, ridícula, vergonzosa, indignante, puramente capitalista) se ha alcanzado por la necesidad de llevar a cabo los famosos tijeretazos presupuestarios ordenados por esta mierda de dirigentes; los mismos que cuando experimentan una puta infección de orina son ingresados de urgencia o se les regala un par de muletas con luces y amortiguadores valoradas en más de 50 euros cada una, caso de haber sido operados recientemente de tendinitis.
Un país que me da asco, del que avergüenzo. Perdón. Perdón por caer en las frases hechas. El país, este país, mi país, el de todos los que quieran acceder a él, es un beso de luz, una maravilla de diversidad cultural y gastronómica, un interesante paseo por la historia, una verdadera joya sepultada, sin embargo, por las heces diarreicas de los que lo gobiernan. El afán privatizador importado de naciones sin historia, sin cultura, sin raíces (léase Estados Unidos) empieza a notarse. ¡Ya somos como los americanos, bienvenido Mr. Marshall!, ¡la singularidad al paredón!, ¡fusilad al que grite Yankees go home!.
Joder, si es que cierro los ojos y me veo en la consulta médica preguntado por el de la silla de al lado:
-Qué buen día hace hoy, ¿verdad? por cierto ¿tú cuántos puntos tienes ya?-.
-Pues mira, tres de sutura en la cabeza regalo de la policía por hacer uso de mi libertad de expresión, y
cinco si valen los del carné-.
-Bueno, entonces aún te quedan 24.563.275 para que te quiten ese hacha de la espalda-.
-Sí, pero consola el enlace de la Duquesa de Alba-.
-Eso sí, ves-.

El Sietemesino
Imagen (Google)

3 comentarios:

  1. Venga que no es para tanto, si los pobres solo os ponéis malos cuando estáis trabajando para joder al patrón, además esto no durará muchos años, la idea es que se vayan muriendo por falta de sanidad y así cada vez habrá menos: se ahorran el gasto médico y se quitan de encima a la chusma.
    Estos "socialistas", lo que no hagan por vosotros... (no olvidéis voverlos a votar, bueno a estos o a Marianín, que también os quiere mucho).

    ResponderEliminar
  2. En cataluña no gobiernan los sociatas que yo sepa. En cualquier caso un sistema que da rabia, asco y pena.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡Viva la Duquesa y su "indescendencia" bailando sevillanas!!!, que es un claro ejemplo de la bohemia progresista....de este país de mierda.

    ResponderEliminar