jueves, 4 de agosto de 2011

Desvelo

Otra noche de calor. Otra noche de insomnio. Es lo que tiene el mes de
agosto. Cuando el boquete que puede llegar a producirse dentro del pecho es tan hondo, algo aparentemente irrelevante como la temperatura ambiente
es más que suficiente para abatir el espíritu. Sin su voz, ni su mirada, ni sus besos el calor que me impide dormir es la gota que colma el vaso, porque dormir es la única forma que tengo de eludir la realidad que me he ido construyendo. De modo que aquí estoy en el sofá, a las tres de la madrugada, cual gilipollas viendo fotos de cuando los dos éramos Nosotros
y pensando que ya va siendo hora de comprar un ventilador.

El Sietemesino
Imagen (Google)

6 comentarios:

  1. te juro q te cambio tu clima por el mio: espera que te mando una borrasca...de estas cosas aquí en el norte vamos sobrados.

    Mientras no llega, felices desvelos!!!

    un abrazo:)

    ResponderEliminar
  2. El mes de Agosto inspira mucho verdad?
    yo por suerte tengo ventilador y no me separo de el jaja.
    Perfecto como siempre, tienes un don único! :)
    un besazo! :))

    ResponderEliminar
  3. El calor estas noches de Agosto es insoportable, pero si inspiran bonitos poemas como este algo bueno tienen.

    ResponderEliminar
  4. Ahora sé por qué no tengo inspiración ninguna. Es el jodido aire acondicionado. Aunque con calor o frío, tengo la suerte de dormir como un tronco, pocas horas, pero profundo.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Menudo agosto...
    abundante en insomnios...
    y en desasosiego.


    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Consuélate pensando que con ella pasarías (mucho) más calor!
    :) no hay nada como las noches de verano

    ResponderEliminar