martes, 14 de junio de 2011

Domingo aciago

Este fin de semana nos ha dejado pocas alegrías en el terreno deportivo y eso que teníamos de todo y con un pronóstico verdaderamente bueno. El sábado se realizaron las tandas de clasificación tanto en Fórmula1 como en motociclismo. En lo primero no podía pintar mejor la cosa: la parrila de sálida fue: Vetel 1º , Alonso 2º y Massa 3º. Los Ferraris pitaban estupendamente y todo hacía presagiar una carrera muy disputada y con bastantes posibilidades para la escudería italiana.
En motociclismo, también. Con los españoles muy bien colocados. Pero llegó el domingo y Jorge Lorenzo que, hasta entonces lideraba el mundial de MotoGP, se fue al suelo a causa de una maniobra nefasta, ganando Stoner carrera y porclamándose nuevo líder. Pero aún iban a venir peor dadas.
Hubo que esperar  hasta las siete de la tarde para ver en acción a los monoplazas. También...
 ...llovía en Montreal, circunstancia que nos impidió disfrutar de una salida que prometía ser electrizante. Y es que la carrera se inició con safety car y todos a fila india tras de él. Sin embargo, lo que aconteció después fue bastante peor: Hamilton intentando un adelantamiento suicida acabó contra el muro y fuera de carrera, Alonso en una mala estrategia de Ferrari yendo segundo entró en boxes a poner neumáticos intermedios justo cuando la lluvia caía con más fuerza, ello le costo descender a la décima posición.
Aunque el rosario de desprópositos no finalizó ahí. La carrera se detuvo por más de dos horas (lluvia, claro) y cuando se reanudó The Magic fue golpeado por Button, con tan mala suerte que quedó atrapado en un piano sin poder arrancar el coche.
El inglés salió ganador seguido de Vettel y Webber respectivamente y, a los españoles, se nos quedó cara de tontos pensando que si Jenson no hubiera echado a Fernando de la pista a lo mejor, hubiéramos podido disfrutar de una victoria.
Y por si lo ocurrido en los deportes de motor hubiera sido poco, La Rojita, que jugaba su primer partido valedero para la Eurocopa contra Inglaterra, terminó empatando un partido que casi tenía ganado. Lo dicho, un domingo para olvidar.

La Minina
(Imagen Google)

1 comentario:

  1. Lo peor fue la carrera de coches, esperar durante 2 horas la renaudación de la carrera para ver al minuto a Alonso fuera de pista.

    ResponderEliminar