domingo, 26 de junio de 2011

Autodestrucción




Desde hace unos años, que bien parecen siglos,
una sombra arrastra su miserable forma
por la casa que desgraciadamente habito yo.
Sombra que se alimenta de banalidades
y que parece regida por tal violencia
que incluso la charla más amistosa duele.
Sombra que se aprovecha del esfuerzo ajeno
mostrándose amable solo si es necesario
para la obtención de tres o cuatro monedas.
Sombra que bebe del mismo vaso en que que bebo yo
que lava su ropa donde también lo hago yo,
que duerme en la misma cama en que duerme un servidor.
Sombra en silencio tantas veces maldecida,
 sombra destestable, aborrecible sombra  
a la que le presagio el más nefasto porvenir...
pues más temprano que tarde el odio impondrá su ley
y, aun olvidando la rutina de respirar,
acallaré a esa sombra de vida que soy yo.

El Sietemesino
Imagen (Google)

6 comentarios:

  1. Domina tu sombra, Peter Pan.

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  2. bendita sombra que empaña este absurdo mundo lleno de luz.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. ¿has pensado en escribir un libro? escribes muy bien. Saludos, sietemesino.

    ResponderEliminar
  4. sólo los no vivos carecen de sombra

    besos sietemesino

    ResponderEliminar
  5. Para terminar con la sombra no hay nada mejor que apagar la luz.

    ResponderEliminar