jueves, 19 de mayo de 2011

La tarara

Lo de la Federación Internacional de Automovilismo (F.I.A.) y sus cambios de reglamento clama ya al cielo. Sin ir más lejos, ayer enviaron a todos los equipos la nueva norma que prohibe la utilización de los escapes sopladores, puesto que dicen haber descubierto cual es el “truco” de los Red Bull: aunque no aceleren, el motor emite unos gases que son enviados al difusor del suelo del vehículo, logrando con ello que el coche se adhiera todavía más al suelo y queden sellados sus laterales. Claro, en una curva y yendo en marcha corta llegaban a circular unos 20 km/h más rápidos que el resto. Sin embargo, tras las quejas recibidas por el escaso tiempo para realizar los cambios en los coches, hoy han decidido posponer la norma hasta nuevo aviso. Vamos, que se les llena la boca hablando de rebajar costes en la F1 pero a la hora de la verdad...

La Minina
Imagen (Google)

3 comentarios:

  1. El truco de los Red Bull... Algo hay, seguro, pero tampoco creo que sea necesario que hagan las cosas como las hacen... Deberían inspeccionar los coches bastante antes, cuando ya tienen los prototipos y tal, para ver si todos son más o menos parecidos y que nadie se agarre a un clavo ardiendo cuando hace algo 'ilegal'. En fin, a ver cómo solucionan esto...

    ResponderEliminar
  2. Y yo que creía que el truco de los Red Bull estaba en el carburante, que la añadían Red Bull, y como da alas...

    ResponderEliminar