viernes, 24 de diciembre de 2010

Peligro: Académicos

Es legendaria la fama de vagos que tienen los yernos, Santa Claus o el Conde Lecquio. Sin embargo, nadie ha pensado en los miembros de la Real Academia Española de la Lengua. A estos miembros que nada tienen que ver con los órganos genitales del hombre, se les atribuye, como es sabido, labores tales como la de decidir que si "navidad" se escribe con minúscula, que si el uso de la "h" es necesaria o que si a "catering" hay que suprimirle la "g". Es decir, un currito bastante guay porque no requiere esfuerzo físico, da bastante para ligar y está magníficamente remunerado. Estos seres, las damas y caballeros de la mesa redonda, siguiendo, no han reparado (o no han querido hacerlo) en que el término "misoginia" (que odia a las mujeres, manifiesta aversión hacia ellas o rehuye su trato) carece de antónimo, digamos, natural. Nos explicamos: cuando buscamos en el diccionario el opuesto de "misoginia", éste nos dice que no existe y, a consecuencia, nos deriva a la palabra "androfobia"  (aversión obsesiva hacia los hombres ). Por lo que...
 ...intrigados, nos pusimos a indagar en la red y, cuál fue nuestra sorpresa, al descubrir que sí existe un término para definir el odio a los hombres. Una palabra muy bonita, por cierto: "misandria" (odio y aversión a los hombres) osea, el antónimo de "misoginia" que, curiosamente no hallaremos, por mucho que nos empeñemos, en el diccionario de la R.A.E.
¿No es obligación de los Académicos recopilar todos los sinónimos y antónimos de las palabras?, ¿por qué, si se dispone de un término para calificar el odio hacia las mujeres, no lo hay (siempre según la R.A.E.) para denominar el odio a los hombres?.
Dando vueltas a nuestras cabezas locas llegamos a la conclusión de que Pérez-Reverte y compañía son como ya dijimos, unos vagos, aliñados, además, con cierta dosis de machismo, dado que no tienen en cuenta que haya mujeres que puedan odiar a los hombres.
¡Hay que joderse...!.

      Foto (Google)

4 comentarios:

  1. Que hay machismo en la lengua es evidente, es un problema cultural... No es lo mismo ser "un golfo" que "una golfa", "un zorro" que "una zorra", y miles y miles de ejemplos más.
    Cambiemos la mentalidad y cambiará el lenguaje. Cuidemos lo que decimos y cambiaremos nuestra concepción del mundo.
    Un beso,

    ResponderEliminar
  2. jajaja qué bueno, no conocía esa palabra pero claro que hay mujeres que odian a los hombres, yo odio a unos pocos, un besote y Feliz Sol Invictus

    ResponderEliminar
  3. No hay mujeres creo en esa institución. Tal vez sea por eso.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡¡Interesante tema!!!
    Me has ilustrado con esas palabras... gracias! Hay tantas cosas que le faltan a la RAE pero bueno, es lo que RIGE (aquí en latinoamérica estamos plagados de términos propios de cada país y nos ponemos contentos cuando los "aceptan" en la RAE!!!

    ResponderEliminar